Vie. Dic 2nd, 2022

El 24 de abril de 2022, a las 10:00 de la mañana, el sacerdote Krzyzstof Rudzinski de 57 años, quien se encontraba preparándose para entrar en servicio, fue apuñalado 20 veces, principalmente en la zona del pecho, la hermana Marie-Claude, de 72 años, también resultó herida, al intentar desarmar al agresor. Ambas víctimas fueron atendidas rápidamente por los bomberos y según las primeras conclusiones de los médicos, las víctimas no corren peligro alguno.

 

Aún no se tiene claras las razones del por qué el agresor actuó de esta manera, sin embargo está en fase de investigación, el sospechoso fue internado en un hospital psiquiátrico el domingo por la noche, al término de la custodia policial. Kevin R., nacido en 1991 en Frejus y residente en Niza, declaró espontáneamente a la policía que era «de fe judía» y que en esta jornada electoral quería «matar a Macron», pero que finalmente había recaído en una iglesia, según una fuente policial. Está diagnosticado con un trastorno bipolar y había ingresado recientemente en el hospital Sainte-Marie de Niza por problemas psiquiátricos. También era desconocido para la policía y los servicios de inteligencia. La investigación, encomendada a la policía judicial de Niza, ha descartado la posibilidad de un acto terrorista.

 

Redacción Natalia Monroy

 

«Hay que tener precaución»

 

Los motivos del agresor, que fue rápidamente detenido con un cuchillo de siete centímetros de largo, siguen sin estar claros en esta fase de las investigaciones. El sospechoso fue ingresado en un hospital psiquiátrico el domingo por la noche, al término de su custodia policial.

 

Kevin R., nacido en 1991 en Frejus y residente en Niza, declaró espontáneamente a la policía que era «de fe judía» y que en esta jornada electoral quería «matar a Macron», pero que finalmente había recaído en una iglesia, según una fuente policial. Está diagnosticado con un trastorno bipolar y había ingresado recientemente en el hospital Sainte-Marie de Niza por problemas psiquiátricos. También era desconocido para la policía y los servicios de inteligencia. La investigación, encomendada a la policía judicial de Niza, ha descartado la posibilidad de un acto terrorista.

 

El fiscal de Niza, Xavier Bonhomme, acudió al lugar de los hechos a mediodía. «Hay que ser prudentes», dijo en una rueda de prensa, refiriéndose en particular a las declaraciones de los acusados.

 

El diputado (LR) de los Alpes Marítimos Éric Ciotti, que también acudió al lugar, denunció en Twitter «un horrible ataque contra un sacerdote y una monja». Christian Estrosi (ex-LR), alcalde de la ciudad, también expresó su «apoyo a todos los fieles de Saint-Pierre d'Arène» y deseó «una pronta recuperación al padre Christophe y a la hermana Marie-Claude». Además, el alcalde sugirió que el ataque al sacerdote podría haber sido premeditado, ya que el agresor había «adquirido un cuchillo de siete centímetros de largo hace unos días».

 

Fuente: Infocatólica