Jue. Feb 9th, 2023

El Papa Francisco aceptó la renuncia “por motivos personales” del prefecto de la Secretaría para la Economía de la Santa Sede, el sacerdote jesuita Juan Antonio Guerrero Alves.

Se trata de uno de los cargos claves en la reforma financiera del Vaticano.

El P. Guerrero Alves ha desempeñado este trabajo desde enero de 2020 tras suceder al Cardenal George Pell.

En un comunicado oficial de la Santa Sede difundido este 30 de noviembre, el Vaticano indicó que el motivo de la renuncia es “por motivos personales” y el cambio será efectivo a partir del 1 de diciembre de 2022.

Además, el Papa Francisco aseguró sus oraciones por el P. Guerrero y agradeció “la dedicación mostrada en su servicio a la Santa Sede” ya que “consiguió poner en orden la economía”.

“Fue un trabajo fuerte y exigente que dio muchos frutos”, indicó el comunicado vaticano.

Finalmente, el Santo Padre nombró prefecto de la Secretaría para la Economía al laico español Maximino Caballero Ledo, quien ha sido secretario general de este dicasterio vaticano desde agosto de 2020.

Nuevo prefecto

Caballero Ledo nació el 21 de diciembre de 1959 en Mérida (España), está casado y tiene dos hijos.

Estudió la licenciatura en Economía en la Universidad Autónoma de Madrid y una maestría en Administración de Empresas en la Escuela de Negocios IESE de Barcelona.

Desde 2007 Maximinio Caballero Ledo vivió en Estados Unidos y trabajó en una empresa en el sector de la salud.

En declaraciones a Vatican News cuando fue nombrado secretario general de la Secretaría para la Economía dijo que “de todas las diferentes oportunidades profesionales que hubiese podido imaginar, esta es una que nunca ni remotamente se me habría ocurrido”.

“Pensar que la Iglesia es solo cosa de curas y monjas y que los demás somos meros espectadores es algo muy generalizado. Sin embargo, los fieles laicos tenemos una labor muy importante que desarrollar dentro de la Iglesia. Todos somos miembros del mismo cuerpo y todos tenemos nuestra misión”, dijo entonces.

Por último, Maximinio Caballero señaló que “poder colaborar con la Santa Sede, al servicio del Santo Padre, es un honor y una gran responsabilidad” y añadió que sus talentos son su experiencia y su trabajo por lo que espera “con ellos poder poner mi granito de arena y colaborar en la transparencia económica de la Santa Sede”.


Fuente: Aciprensa