Sáb. Oct 1st, 2022

La dictadura de Daniel Ortega expulsó a la congregación de las Religiosas de la Cruz del Sagrado Corazón de Jesús, con lo que continúa sus ataques contra la Iglesia Católica en Nicaragua.

Si en julio les tocó a las “monjas de la Madre Teresa” ahora le toca a una congregación que se ocupaba de la adoración a la Eucaristía en la catedral de Matagalpa, la catedral del obispo al que la Policía tiene detenido en paradero desconocido: Mons Rolando Alvarez.

Bolsonaro invita a los perseguidos a Brasil

El mismo día, el presidente brasileño Jair Bolsonaro invitó a refugiarse en Brasil a los religiosos que sean “perseguidos” por las autoridades de Nicaragua, durante su discurso este martes ante la Asamblea General de la ONU. Bolsonaro, que como presidente de Brasil, siguiendo la tradición de la ONU, fue el primero de los jefes de Estado y de Gobierno en intervenir ante la Asamblea General, condenó las persecuciones religiosas que existen en el mundo y citó en especial el caso de Nicaragua.


Fuente: Infocatólica
Redacción: Natalia Monroy

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.