Dom. Jun 23rd, 2024

¡No más dolor de Patria!, con este grito de clamor el Obispado Castrense, presidido por monseñor Víctor Manuel Ochoa Cadavid, eleva sus plegarias por los Policías fallecidos y a la vez  hace un llamado a dejar la indiferencia frente a estos hechos que enlutan a tantas familias. 

 

En honor a los héroes caídos, sus familiares y en solidaridad con los miembros de la policía Nacional, en todas las parroquias Castrenses del país, se celebrará el 28 de julio a las 12:30 m., una eucaristía, a la cual el padre Luis Fernando Restrepo Londoño, vicario Episcopal para la pastoral del Obispado Castrense, invito a unirse, para pedir a Dios el cese de la violencia y para que estas bandas criminales dejen de atentar contra la Policía Nacional.

 

Así mismo, ante esta terrible situación, las directivas de la Conferencia Episcopal de Colombia, por medio de una carta dirigida al General Jorge Luis Vargas Valencia, Director general de la Policía Nacional de Colombia, expresaron su saludo de condolencia a la Institución por la pérdida de los uniformados asesinados y extendieron su saludo a los familiares de los policías caídos.

 

"Queremos renovar nuestro agradecimiento por la abnegada dedicación de todos  los efectivos que integran  el cuerpo policial que en las diversas regiones y territorios de nuestra amada nación colombiana hacen presencia institucional". 

 

Así mismo, manifestaron su compromiso para unirse a la jornada de oración convocada por el Obispado Castrense, los días 28 y  30 de julio, donde se pedirá al Señor de la Vida por la Policía Nacional y por un país en paz y reconciliado.

 

La misiva fue firmada por Mons. Luis José Rueda Aparicio, arzobispo de Bogotá y presidente de la CEC; Mons. Omar Alberto Sánchez Cubillos, arzobispo de Popayán y vicepresidente de la CEC; Mons. Luis Manuel Alí Herrera, obispo auxiliar de Bogotá y secretario general de la CEC.

 

carta nota 1

 

 

Fuente: Conferencia Episcopal de Colombia

Redacción: Natalia Monroy