Sáb. Nov 26th, 2022

“Ondear estas banderas frente a una escuela católica envía un mensaje contradictorio, confuso y escandaloso al público sobre la postura de la Iglesia en estas importantes cuestiones morales y sociales”, afirma un decreto emitido el 10 de junio y firmado por el obispo McManus. El decreto se publicó el jueves en el sitio web de la diócesis.

 

El obispo McManus reconoció que la gente difiere sobre el significado de los símbolos, pero sostiene que las dos banderas son incompatibles con la enseñanza católica.

 

“Mientras que la Iglesia Católica se une a nuestra nación en la enseñanza de que todas las vidas son iguales ante Dios y la ley y que todas las vidas exige nuestro respeto, independientemente de la raza, el género o la etnia, la bandera con el emblema Black Lives Matter ha sido cooptada en ocasiones por algunas facciones que también inculcan una amplia desconfianza hacia la policía y los encargados de hacer cumplir nuestras leyes. No enseñamos eso en nuestras escuelas”, dijo el obispo McManus en una declaración escrita el 3 de abril. “Y, aunque enseñamos que todo el mundo ha sido creado a imagen y semejanza de Dios, las banderas del orgullo gay se utilizan a menudo para contrastar con la consistente enseñanza católica de que el matrimonio sacramental es entre un hombre y una mujer”.

 

En cuanto a la bandera de Black Lives Matter, el obispo escribe que “la Iglesia Católica enseña que toda la vida es sagrada y la Iglesia ciertamente respalda inequívocamente la frase 'black lives matter' y afirma firmemente que todas las vidas importan”.

 

Además, añade que el movimiento asociado a Black Lives Matter “promueve una plataforma que contradice directamente la enseñanza social católica sobre la importancia y el papel de la familia nuclear y busca desbaratar la estructura familiar en clara oposición a las enseñanzas de la Iglesia católica”.

 

 

Fuente: Infocatólica

Redacción: Natalia Monroy