Mié. Jun 19th, 2024

En una triste noticia para la comunidad católica de Colombia, la Conferencia Episcopal de Colombia anuncia con pesar el fallecimiento de monseñor Víctor Manuel López Forero, quien fuera Arzobispo Emérito de Bucaramanga. Este destacado líder religioso partió a la Casa del Padre en la noche del sábado 23 de septiembre, dejando un legado de amor y servicio a la Iglesia y al pueblo de Dios.

Monseñor López Forero, además de su relevante papel en la Iglesia, tenía un fuerte vínculo con el departamento de Santander, del cual era oriundo. Durante once años, guió y pastoreó a la comunidad de esta región, dejando una huella imborrable en los corazones de sacerdotes, religiosos y fieles laicos.

El Arzobispo de Bucaramanga, monseñor Ismael Rueda Sierra, destacó la entrega y la destacada labor pastoral de monseñor Víctor Manuel López Forero, recordando su invaluable servicio presbiteral y episcopal. Su partida deja un vacío en la Iglesia y en la comunidad colombiana, pero su legado perdurará como ejemplo de amor y dedicación al prójimo.

Las exequias de monseñor Víctor Manuel López Forero se llevarán a cabo este lunes 25 de septiembre a las 10:00 de la mañana en la Catedral La Sagrada Familia de Bucaramanga. En este momento de duelo, los obispos de Colombia expresan su cercanía y solidaridad con la familia del difunto Arzobispo, así como con todos aquellos que fueron tocados por su vida y su ministerio.

La comunidad católica se une en oración, confiando en que Dios acoja a monseñor Víctor Manuel López Forero en su gloria eterna y le conceda el descanso merecido.


Biografía:

Monseñor Víctor Manuel López Forero nació en Puente Nacional (Santander), el 29 de marzo de 1931.
 
Cursó los estudios de bachillerato, Filosofía y Teología en el Seminario de Bogotá. En la Universidad Javeriana consiguió la Licencia en Derecho Canónico.
 
Fue ordenado sacerdote el 27 de octubre de 1957 y ejerció su ministerio en la Arquidiócesis de Bogotá desempeñándose en los siguientes cargos: Vicario Cooperador de Junín (Cundinamarca), Director Espiritual del Seminario Menor, Capellán Regional del SENA de Cundinamarca, Notario y Promotor de Justicia del Tribunal Eclesiástico, Párroco de Soacha y del Perpetuo Socorro en el Barrio Olaya, Rector de Colegios Parroquiales Arquidiocesanos, Formador en el Seminario Mayor y Vicario Episcopal del Sur.
 
El 6 de mayo de 1977 fue nombrado por Su Santidad Pablo VI Obispo Titular de Cilibia con el oficio de Auxiliar de Bogotá. Recibió la ordenación episcopal el 29 de junio del mismo año.
 
Fue designado como Obispo de Socorro y San Gil el 6 de diciembre de 1980, cargo que ocupó hasta el 7 de junio de 1985 cuando fue nombrado como Ordinario Militar para Colombia.
 
El 21de junio de 1994 Su Santidad Juan Pablo II lo nombró Arzobispo de Nueva Pamplona.
 
El 27 de junio de 1998 Su Santidad Juan Pablo II lo nombró Arzobispo de Bucaramanga.
 
El 2 de mayo de 2009 pasó a ser Arzobispo Emérito de la Arquidiócesis de Bucaramanga.
 
Representaciones que ha llevado: A nivel nacional es Representante del SENA y Presidente de la Comisión Episcopal para la Pastoral Social; habiéndose desempeñado en años anteriores como Presidente de la Comisión Episcopal para la Catequesis. A nivel de Iglesia Universal, ha participado en la Comisión de Catequesis y Educación del CELAM y miembro de la Oficina Central de Coordinación Pastoral de los Ordinariatos Militares.


El 13 de febrero de 2009 fue aceptada su renuncia al cargo episcopal.


Fuente: Conferencia Episcopal de Colombia