Lun. Ago 8th, 2022

El pasado sábado por la mañana, el Papa Francisco recibió en audiencia en el Aula Pablo VI a un grupo de peregrinos quienes llegaron de Eslovaquia. Al finalizar su intervención, el Papa les dijo “esta pierna no está bien, no funciona, y el médico me dijo que no caminara. Me gusta ir... ¡pero esta vez tengo que obedecer al doctor! Por eso os pediré el sacrificio de subir las escaleras y saludaros desde aquí sentado. Es una humillación, pero la ofrezco por vuestro país”

 

Así mismo, el Papa les invitó a «conservar y cultivar siempre este patrimonio, a tender puentes de fraternidad junto a todos los pueblos que se nutren de las mismas raíces de la evangelización de Europa, con los dos pulmones de la cristiandad, de la que habló el Santo Papa Juan Pablo II».

 

Por último, les agradeció al pueblo eslovaco su «fidelidad a Cristo, manifestada en el testimonio de la fe vivida, en el ecumenismo práctico de las relaciones con el prójimo, en la caridad acogedora también de los diferentes, en el respeto de toda vida humana y en la responsabilidad cuidado del medio ambiente. Que Nuestra Señora de los Siete Dolores, Patrona de Eslovaquia, sea para vosotros Madre que os acompañe siempre en vuestro camino y os enseñe a consolar y llevar esperanza».

 

Fuente: Aciprensa

Redacción: Natalia Monroy