Dom. Jul 14th, 2024

En un mensaje enviado hoy, el Papa Francisco muestra su apoyo al lanzamiento del Family Global Compact (Pacto Mundial de la Familia), con el objetivo de promover una «mejor cultura de la familia y de la vida» en todo el mundo, especialmente a través de las universidades católicas.

El Pontífice destaca la importancia de la familia como una comunidad de vida y amor, una alianza insustituible e indisoluble entre el hombre y la mujer que representa la esperanza de la sociedad. Afirma que la familia tiene efectos positivos en todos los ámbitos, ya que genera el bien común y es una riqueza invaluable para la comunidad eclesial y civil.

En este contexto, el Papa expresa su deseo de apoyar el Family Global Compact, un programa que busca establecer un diálogo entre la pastoral familiar y los centros de estudio e investigación sobre la familia en las universidades católicas de todo el mundo. El mensaje fue emitido como parte de la iniciativa del Dicasterio para los Laicos, la Familia y la Vida, en colaboración con la Pontificia Academia para las Ciencias Sociales.

El objetivo principal de esta iniciativa es fomentar la sinergia entre la pastoral familiar y las investigaciones académicas, de modo que el trabajo pastoral con las familias pueda beneficiarse de manera más efectiva de los resultados de los estudios y los esfuerzos educativos realizados en las universidades.

El Papa Francisco invita a las universidades católicas y a la pastoral a unirse en la promoción de una cultura de la familia y la vida, que ayude a las nuevas generaciones a valorar el matrimonio, la vida familiar y la importancia de generar y proteger la vida humana. Destaca la necesidad de presentar las motivaciones para optar por el matrimonio y la familia, de manera que las personas estén más dispuestas a responder a la gracia que DIOS les ofrece.

El mensaje del Papa también señala la crisis en las relaciones familiares, causada tanto por dificultades contingentes como por obstáculos estructurales, lo que dificulta la formación serena de una familia cuando no se cuenta con el apoyo adecuado por parte de la sociedad. Además, destaca que muchos jóvenes rechazan el matrimonio y optan por relaciones afectivas más inestables e informales, aunque las investigaciones demuestran que la familia sigue siendo la fuente principal de la vida social.


Fuente: Aciprensa