Dom. Jun 23rd, 2024

El anuncio del Papa Francisco llegó durante una audiencia con los obispos de Egipto el pasado sábado, en la que el pontífice dijo que los coptos asesinados eran «mártires de la fe» y que su testimonio «es un llamado para la unidad de los cristianos». La decisión de incluir a los 21 mártires en el Martirologio Romano, que es una lista oficial de los santos, beatos y mártires de la Iglesia católica, es un reconocimiento de la heroicidad de su muerte y de su compromiso con su fe cristiana hasta el final.

La noticia del asesinato de los 21 coptos, que trabajaban en la construcción en Libia, conmocionó al mundo en febrero de 2015. En un video difundido por el ISIS, se veía cómo los terroristas los obligaban a arrodillarse en la playa y les cortaban la cabeza. Los coptos habían sido secuestrados por los extremistas mientras trabajaban en el país africano.

El Papa Francisco ha sido un defensor constante de la libertad religiosa y ha denunciado con frecuencia la persecución de los cristianos en todo el mundo. En esta ocasión, el pontífice destacó la importancia de recordar el testimonio de los coptos asesinados y la necesidad de trabajar juntos por la unidad de los cristianos.

El anuncio de la inclusión de los 21 mártires en el Martirologio Romano ha sido recibido con gran alegría por la comunidad copta y por la Iglesia católica en general. Este gesto del Papa es un recordatorio de que la fe y el testimonio de los cristianos no tienen fronteras y de que la unidad entre los seguidores de Cristo es esencial para enfrentar los desafíos del mundo actual.