Lista de recomendaciones basadas en su propia experiencia: cuidó a su madre anciana durante cuatro semanas hasta su recuperación. Es importante aliviar la enfermedad del paciente y evitar el contagio.

 

Esta lista de consejos tiene una historia curiosa. Susana, enfermera, estuvo cuatro semanas atendiendo a su madre anciana y enferma de coronavirus.

 

Cuidar a un enfermo de coronavirus en casa es una tarea nueva, que podemos aprender y que nos ayudará a cuidar a los que más queremos.

fuente imágen: Shutterstock | Rido
Intentemos que la comunicación sea por teléfono o tablet.

La casa en general

 

  • La persona infectada deberá tener máxima precaución y tener el mínimo contacto posible con personas mayores de 65 años y personas con afecciones crónicas (hipertensión, diabetes, inmunodeprimidas, enfermedades de corazón, asma y embarazadas).

 

  • Cómo nos comunicaremos: Si es posible, la persona enferma debería utilizar una habitación y baño separado del resto de la familia. Aislarse allí y comunicarse con el resto de la familia por teléfono o intercomunicador. Por ejemplo, dejarle una bandeja con la comida en la puerta, y cuando no haya nadie, el enfermo abrirá la puerta, cogerá su comida y volverá a cerrar la puerta. El propósito es que no se pasee por el resto de la casa para no ir infectando espacios. En la práctica, en casas pequeñas o con muchas personas, esto se puede realizar en pocos casos, por lo tanto, ahí van unas recomendaciones:

 

  • Un enfermo: Si solo hay una persona infectada, debería estar sola en una habitación.

 

  • Dos o más enfermos: Si hubiera dos o más personas infectadas, también deberían tener cada una de ellas su propia habitación. Se deberán mover lo menos posible por el resto de la casa y, a ser posible, utilizando siempre mascarilla.

 

  • El resto de familiares deberán mantenerse al menos a un metro y medio de distancia.

 

  • No se comparten ni camas ni sofás.

Uso de mascarillas y guantes

  • La persona cuidadora que limpie o entre en la habitación del enfermo, debería ponerse mascarilla y guantes desechables e irlos tirando y reponiendo.

 

  • Sabemos que esto en la práctica es muy complicado porque no tenemos suficientes recambios.

 

  • Si la piel está sana (es decir, no tenemos cortes, etc..) no hay problema en no llevar mascarilla o guantes, siempre y cuando no nos toquemos las mucosas en ningún momento sin habernos lavado antes muy bien las manos. Muchas veces es un acto reflejo involuntario y no nos damos cuenta, pero es importantísimo no hacerlo para no contagiarnos.

 

Ventilación

  • Se deberá ventilar la casa 3 veces al día (mañana, tarde y noche) un mínimo de 5 minutos. Se puede empezar a ventilar por la habitación del enfermo cerrando siempre la puerta para que no haya corrientes de aire hacia el resto de la casa.

 

  • Mientras se ventila la habitación, el enfermo debería moverse solo (para no tocar nada) hacia otra habitación. Luego se ventilará el resto de la casa.

 

SICK

Fuente: Shutterstock | Sheff

Limpieza de la habitación del enfermo

  • La persona que va a limpiar la habitación, debería ponerse mascarilla y guantes desechables (para luego tirarlos a la basura). Pero ya hemos dicho que en la mayoría de casos esto es muy difícil. Por tanto, no hay problema y se puede limpiar sin ellos, pero hay que recordar siempre no tocarse en ningún momento ni boca ni nariz ni ojos. Y sobretodo, una vez hayamos limpiado todo, lavarnos muy bien las manos.

 

  • Se debe limpiar todo diariamente con un paño empapado de agua y lejía (solución de 25ml de lejía por cada litro de agua): mesita de noche, cabezal de la cama, mando a distancia de la tele, ventanas, teléfonos, interruptores, pomos de puerta, etc… .

 

  • Se limpia y no se toca inmediatamente, sino que se deja secar bien.

 

  • Suelo: se aspira y luego se friega con una solución de agua y lejía si el suelo lo permite.

 

  • Ropa de cama: Todo lo que se pueda exponer al sol, como edredones, cojines etc.. se expone al sol, pero nunca se expulsa ni se sacude.
    Si se puede, se debería cambiar las sábanas cada día. Si no, cada 2-3 días.

 

  • Cuando se ventile la habitación, se debería abrir bien la cama para que se ventile, pero nunca hay que sacudir ni expulsar las sábanas.
    Si te has podido poner mascarilla y guantes, quítate y tira primero los guantes.
    Luego, límpiate las manos de inmediato con agua y jabón. Después, quítate y tira la mascarilla y límpiate nuevamente las manos de inmediato con agua y jabón.

 

  • Basura y reciclaje: Colocar en una bolsa de plástico cerrada todos los guantes, mascarillas y demás artículos desechables usados antes de tirarlos con la basura de la casa.

 

  • Si hay separación de basuras, esta bolsa no va al contenedor amarillo (de plásticos y envases) sino al de desechos. Límpiate de nuevo las manos de inmediato después de manipular estos artículos.

 

Limpieza del baño

  • Cada vez que el enfermo utilice el baño, se debería limpiar todo (inodoro, pulsador, grifería, ducha, encimeras etc..).

 

  • Kit: es práctico tener siempre preparado un recipiente con agua, un envase de lejía y una bayeta.

 

  • Muy importante: hay que hacer la disolución de lejía en agua en el momento de emplearla. Si se espera unos minutos, la lejía pierde su efecto. Por lo tanto no nos serviría de nada «dejar preparada la mezcla».
    Así, todo lo que se haya utilizado y tocado, se debe limpiar después y dejar secar.

 

  • Toallas: se deben cambiar cada día y lavar al menos a 60º.

 

  • Cepillos de dientes: se deben colocar en vasitos altos independientes. Se coloca el cepillo boca abajo y dentro se pone una solución de agua con agua oxigenada o alcohol. Cuando se vaya a utilizar, antes se enjuaga el cepillo y entonces se coloca la pasta de dientes. Debemos acordarnos también de limpiar el mango del cepillo de dientes con el paño con lejía. La pasta de dientes también debería ser de uso individual.

 

SICK

Fuente: Shutterstock | baranq

Mucosidades

  • Pañuelos y papeleras: Cada vez que el enfermo tosa o estornude deberá utilizar pañuelos de papel desechables y tirarlos dentro de una papelera que sea fácilmente lavable e idealmente que se abra y cierre con pedal. En esta papelera deberemos colocar una bolsa con cierre hermético. El enfermo deberá lavarse las manos cada vez que tosa o estornude.

 

  • Cuando saquemos la bolsa, nos deberemos, si podemos, poner guantes desechables, cerrarla bien y tirarla. Luego lavaremos la papelera con la solución de agua con lejía y, después de tirar los guantes, nosotros deberemos volver a lavarnos bien las manos con agua y con jabón.

 

  • Sería bueno tener una papelera en la habitación y otra en el baño.

 

  • Cuando el enfermo tose o estornuda, es fácil que involuntariamente se escapen gotitas y caigan sobre mesas o superficies. Estas también deberían limpiarse cada vez con el paño con agua y lejía.

 

Lavado de ropa

  • Para recoger la ropa sucia del enfermo: el enfermo deberá colocar su ropa sucia dentro de una bolsa. Deberemos evitar el contacto directo de nuestra piel con la ropa del enfermo. Cerraremos primero la bolsa sin agitar y la colocaremos en la lavadora. Al finalizar, nos lavaremos otra vez las manos.
  • Lavaremos la ropa del enfermo separada de la nuestra como mínimo a 60º.
  • Lee y sigue las instrucciones de las etiquetas de la ropa o ropa de cama. En general, usa un detergente de ropa normal.
  • Si utilizas secadora, utiliza el programa con temperatura más alta y si no, déjala secar completamente antes de volver a utilizarla.

 

Cocina

  • Ya hemos dicho que el enfermo debe moverse lo menos posible por la casa, pero sobre todo no debería entrar en la cocina ya que allí es donde se encuentra la comida, la fruta, los cubiertos, etc…
  • Vajilla y cristalería: todo lo que utilice el enfermo debe ser de su uso exclusivo. Luego hay que lavarla bien utilizando agua caliente con jabón y lejía y/o colocarla en el lavavajillas a una temperatura de 60º.
  • No se comparten ni saleros ni vinagreras ni bandejas ni nada. Si fuera el caso, se deben lavar después de su uso con el paño con lejía y dejarlo secar un rato antes de utilizar.
  • Es mejor realizar las comidas con el enfermo separado del resto de la familia ya que normalmente las mesas no son lo suficientemente anchas o largas para que estemos a una distancia prudencial.

 

Otros objetos

  • Móviles y teléfonos: son de uso exclusivo del enfermo. No se comparten.
  • Tablets y ordenadores: si se tienen que compartir, se han de lavar bien como ya hemos indicado antes de que los utilice otra persona, especialmente los teclados.
  • Juegos (cartas, dados…) o libros, periódicos, revistas: también son de uso exclusivo del enfermo.

 

HANDS

Fuente: Shutterstock | maridav

Higiene de las manos

  • Lavado: Cada vez que me tenga que lavar las manos, lo haré con agua y con jabón hasta que salga espuma al menos 20-30 segundos, procurando no dejar ningún pliegue sin lavar. También, si no se tuviera jabón, me puedo lavar las manos con un gel antiséptico o desinfectante para manos que contenga alcohol. Pero siempre es mejor agua y jabón.
  • Secado: Es importante secarse las manos también bien después de cada lavado para que no queden húmedas. Idealmente deberíamos secarnos las manos con un tisú de papel de un solo uso. Si no podemos, entonces usemos toallas de algodón de uso individual, procurando lavarlas diariamente. El secado debe ser “arrastrando”, es decir, secarnos las manos como si acabáramos de arrastrar los gérmenes que hubieran quedado en las manos y no dejar nada húmedo.
    El secado del gel alcohólico se debe dejar secar al aire al menos 5 segundos para que haga efecto.
  • Hidratación: como nos vamos a lavar las manos muchas veces, me intentaré ir hidratando las manos con crema para evitar la sequedad que produce grietas o heridas, ya que serían una entrada directa de gérmenes.
  • Uso de guantes: Para no castigar tanto las manos, también las podríamos proteger con guantes, y realizar la higiene de los mismos como si fueran nuestras propias manos.
    Uñas: siempre las llevaremos cortas.

 

PILLS

Fuente: Shutterstock | New Africa

Alimentación

Ahí van algunas recomendaciones básicas y caseras, pero siempre es mejor que os asesore un médico.

  • El enfermo tendrá poca hambre y hay que tener paciencia porque le costará comer, pero sería importante que comiera al menos 5 veces al día (desayuno, desayuno de media mañana, comida, merienda y cena).
  • Que tome mucha fruta y verdura.
  • Que se hidrate mucho con bebidas calientes como infusiones, tés, etc.
  • Que tome cada día vitamina C, idealmente de fruta fresca.
  • Proteínas: pescado blanco, pollo a la plancha, etc.. Una vez a la semana también carne roja.

 

Cuando tengas que salir de casa

  • Sal solo lo imprescindible.
  • Lávate bien las manos antes de salir de casa.
  • Colócate una mascarilla y guantes desechables.
  • Preferiblemente no utilices el ascensor, sino las escaleras.
  • Intenta no tocar nada.
  • Al volver a casa: deja el bolso, llaves, tarjeta de crédito, etc.. en una caja justo a la entrada de casa. También los zapatos e intenta no tocar nada hasta que te laves bien las manos.
  • Sería recomendable que te cambiaras completamente de ropa y la echaras a lavar (como he indicado antes).
  • Limpia el móvil y las gafas.

 

 

 

Fuente: Aleteia 

Nota enviada por Teresita González a webmaster