Vie. Dic 9th, 2022

Bolivia se une en oración a más de 68 países en “40 días de oración por la vida”, del 28 de septiembre al 6 de noviembre. Todos están invitados a participar de esta misión que busca proteger a los más vulnerables de la sociedad: los niños por nacer. La directora de 40 días por la Vida Bolivia, Elisa Lanza, extiende la invitación a mantenerse unidos en oración “hasta que el aborto sea impensable”.

“Tu oración es muy importante. Te invito a que nos paremos frente a un lugar que sabemos que se realizan abortos, y cuando esas personas que están a punto de tomar la peor decisión de su vida, nos vean orando por ellas y sus bebes, desistan”, resaltó.

“Somos misioneros del Evangelio de la vida, y llevamos la cara del Cristo viviente y misericordioso a las calles frente a estos centros de la muerte, y contagiamos esperanza”. “No perdamos la fe y no demos la espalda porque ya sabemos que el mal avanza con la indiferencia de los buenos”, remarcó Lanza.

Los obispos de Bolivia invitan a unirse en esta campaña que “tiene como propósito salvar las vidas de los niños por nacer y cambiar los corazones y las mentes de una cultura de muerte hacia una cultura de la vida”, expresan. “Es la identidad de nuestra fe, que nos llama a defender la vida desde su concepción hasta la muerte natural. Únete en esta gran campaña. Comprométete con tu Iglesia local y haz que toda la comunidad revalorice, se encamine en la defensa concreta y auténtica de la vida”, dijo el Arzobispo de La Paz, Mons. Percy Galván Flores.

Por su parte, el Obispo Auxiliar de Sucre, Mons. Adolfo Bittschi Mayer, indicó que “la vida es el don más grande que DIOS nos ha regalado y que el trabajo de la Iglesia es conservar y ayudar a que la vida humana prospere”. El Prelado también citó las palabras de la Madre Teresa de Calcuta: “No maten a sus hijos, dénmelos a mí”, refiriéndose a los hogares que dependen de la Iglesia Católica para el cuidado de los niños.

Sobre la campaña “40 Días por la Vida”

La campaña 40 Días por la Vida comenzó en Estados Unidos en 2004 y se ha extendido por América Latina y el mundo con el objetivo de orar frente a establecimientos donde se realizan abortos. La iniciativa internacional tiene cuatro pilares para alcanzar su propósito: la oración, el ayuno, la integración comunitaria y la vigilia pacífica.


Fuente: Aciprensa

redacción: Natalia Monroy