Jue. Dic 1st, 2022

Novosibirsk (Agencia Fides) - Una Pascua vivida en la magnitud de la frase y con la "esperanza cierta" de la Resurrección: de esta forma es como la sociedad de fieles de la Diócesis de la Transfiguración de Novosibirsk, en la zona rusa de Siberia, ha vivido los días de la Semana Santa y sigue viviendo la era pascual.

 

El papá Corrado Trabucchi, OFM, misionero en Novosibirsk, explica a la Agencia Fides: "La festividad de la Semana Santa aquí en Rusia inició con las ramas del sauce, que representa las palmas. A lo largo de la Semana Santa y la Pascua, se ha elevado a Dios una sentida sentencia por el bienestar, pese a cada una de los esfuerzos de dichos tiempos. En dichos días de Pascua, en especial, me agradaría que todos pensáramos en nuestro origen, en nuestra fe y en nuestra finalidad: no debemos olvidar que Jesús nos une y desea que permanezcamos juntos para hacer frente al futuro y amparar su Resurrección, la vida luego del deceso. En Rusia intercambiamos saludos de Pascua mencionando ‘Cristo ha resucitado, ha resucitado de verdad’ y nos abrazamos 3 veces.

 

Como explica el fraile, la existencia franciscana en esta región forma parte del "Plan Rusia" esperado a inicios de la década de 1990 por Juan Pablo II: "Aquí en Novosibirsk poseemos una parroquia bastante pequeña y dirigimos el colegio Católica Franciscana ‘Navidad del Señor’. Con esto presentamos, con nuestras propias vidas, el carisma del Pobrecillo de Asís y de la Orden Franciscana.

 

Además de la fraternidad de Novosibirsk, la tarea franciscana en Rusia tiene otras 2 realidades: una en San Petersburgo y otra alrededor de Vladivostok.

 

Fuente: Fides

Redacción: Natalia Monroy