Lun. Ago 15th, 2022

La santa sede informó el jueves 30 de junio, que el Papa Francisco no puedo recibir en audiencia al Comité Judio Internacional para las Consultas Interreligiosos “debido a un brote de dolor en la rodilla”. Cabe recordar que hace poco, el Papa acudió el pasado lunes 27 de junio a una audiencia con obispos brasileños ayudado de un bastón, asegurando que hace tres días podía caminar.

 

En las últimas apariciones públicas del Papa Francisco apuntaban a una posible mejoría de su enfermedad de su rodilla derecha, lamentablemente este jueves, el Vaticano informó de un empeoramiento del dolor. Debido a este cambio de agenda, el Santo Padre entregó al Cardenal Kurt Koch -  presidente del Pontificio Consejo para promoción de la Unidad de los Cristianos - un mensaje dirigido a este comité, con el que tenía previsto reunirse hoy en el Vaticano.

 

En el texto, el Papa Francisco aseguró que “en  nuestros tiempos turbulentos, es de gran importancia que los judíos y los cristianos se reúnan, y trabajen cada vez más juntos, para intentar contrarrestar ciertas tendencias negativas de nuestras sociedades occidentales”. Entre estas tendencias, el Papa destacó la “idolatría del ego y del dinero; el individualismo exagerado y la cultura de la indiferencia y del descarte”.

 

El Pontífice aseguró que el odio y la violencia “son incompatibles con nuestra fe” y subrayó que “judíos y cristianos, estamos llamados a comportarnos de manera que nos parezcamos lo más posible a nuestro Creador y Padre”.

 

“Esto se vuelve muy difícil cuando somos objeto de abusos y persecuciones, como ha sucedido a menudo en la historia y desgraciadamente también sucede hoy”, lamentó el Santo Padre. Ante esto, reiteró el compromiso de la Iglesia católica “de luchar contra todas las formas de antisemitismo, especialmente mediante una acción preventiva, es decir, en el plano educativo, tanto en las familias como en las comunidades parroquiales y en las escuelas, y en las agrupaciones de laicos”.

 

Este es un camino para que la fraternidad y la paz crezcan en el mundo. Reforzando el diálogo podemos resistir el extremismo, que por desgracia es una patología que también puede manifestarse en las religiones. Pidamos al Señor que nos guíe cada vez más por este camino de diálogo y fraternidad”, pidió el Papa Francisco.

 

 

Fuente: Aciprensa

Redacción: Natalia Monroy