Vie. Dic 2nd, 2022

El sacerdote nicaragüense Rafael Bermúdez, exiliado desde 2018 en Estados Unidos, aconsejó a Colombia estar alerta, porque el presidente Gustavo Petro y el dictador Daniel Ortega “son de la misma línea”.

En una entrevista con Noticias Caracol, el sacerdote fue consultado sobre la ausencia de Colombia en la votación de la OEA para condenar la persecución en Nicaragua, inasistencia ordenada por el gobierno de Gustavo Petro. Petro, político izquierdista y que militó en la extinta guerrilla M-19, es presidente de Colombia desde el 7 de agosto; mientras que Ortega, exguerrillero de izquierda durante la década de 1970, dirige Nicaragua desde 2007 con reelecciones denunciadas de fraudulentas.

El Padre Bermúdez también dijo que “lastimosamente” los pueblos “no se miran en el espejo ajeno” y “hay muchos países que van tomando la línea de la izquierda, de los populistas, aquellos que saben usar la vía democrática para alcanzar el poder”. Sobre Nicaragua, el sacerdote dijo que la dictadura de Nicaragua persigue a la Iglesia Católica porque “quiere que se someta y eso no es posible, porque estamos para servir y obedecer a Dios”. Indicó que en Nicaragua “es un problema serio cumplir con el Evangelio, que nos invita a hacer obras de caridad, de misericordia”, pero los miembros de la dictadura sandinista “solo quieren aparecer ellos como los que hacen las cosas”.

“El problema es que no las hacen y tienen la capacidad para hacerla, porque todo lo que hacen es populismo”, denunció.


Fuente: Aciprensa

Redacción: Natalia Monroy