El Padre Aleksander Burgos es un sacerdote español de la Diócesis de Valladolid, España, que vive en San Petersburgo, Rusia, desde hace 17 años, y desde allí quiere impulsar la construcción de un santuario dedicado a la Virgen de Fátima.

Con ese motivo el Padre Burgos visitó España, porque, aunque en San Petersburgo hay otras capillas dedicadas a esta advocación de la Virgen, ninguna es un santuario mariano como tal.

La construcción de un santuario a esta advocación de la Virgen “es algo normal” porque “si la Virgen de Fátima pidió en una de sus apariciones en Tuy, España, la consagración de Rusia a su inmaculado corazón, San Juan Pablo II lo hizo en 1984 y hemos estado 100 años hablando y rezando por la conversión de Rusia, parece normal que después de esto le hagamos un santuario a la Virgen de Fátima en este país”.

En ese sentido el Padre Burgos afirmó también que otro de los motivos que le llevan a impulsar este proyecto mariano es dar gracias a la Virgen “por todo lo que ha hecho por Rusia, porque es de bien nacidos ser agradecidos”.

“Sería un santuario de agradecimiento, de petición por Rusia para que la conversión sea más plena, y para que los católicos y los ortodoxos podamos rezar juntos. En el icono que iría en el centro del santuario está escrito en ruso, ‘En Ti la unidad’ “Sería un santuario de agradecimiento, de petición por Rusia para que la conversión sea más plena, y para que los católicos y los ortodoxos podamos rezar juntos.

Fuente: Aciprensa