Jue. Jun 13th, 2024

En medio de la angustiosa batalla legal por la vida de Indi, la niña británica con el síndrome de agotamiento del ADN mitocondrial, su padre, Dean Gregory, ha explicado su decisión de bautizar a su hija, a pesar de no ser él mismo un creyente practicante.

En una entrevista con La Nuova Bussola Quotidiana, Gregory compartió su experiencia en el tribunal, donde se sintió «arrastrado al infierno». Esta experiencia, según él, lo llevó a pensar en la existencia del cielo y a desear fervientemente que Indi pueda ir allí. Expresó: «No puede haber infierno sin cielo y quiero que Indi vaya al cielo, por eso la hice bautizar».

La historia de Indi ha sido marcada por desafíos desde su nacimiento en febrero de 2023, con problemas cardíacos y líquido en el cerebro. Gregory reveló que los médicos británicos, desde antes del nacimiento, presionaron para que abortaran, advirtiendo sobre complicaciones y problemas de salud. A pesar de estas dificultades, Indi nació y fue diagnosticada con el síndrome de agotamiento del ADN mitocondrial (MDS), una condición genética rara.

La situación se complicó aún más cuando los médicos, después de descubrir el diagnóstico, parecieron renunciar a salvar a Indi. Gregory señaló que, en lugar de buscar soluciones, los médicos aconsejaron la búsqueda de un hospicio. Ante esta falta de compromiso percibida, Gregory comenzó a cuestionar las intenciones del personal médico, especialmente cuando se propusieron experimentos no convencionales que podrían haber afectado la salud de Indi.

En medio de la incertidumbre y la lucha por la vida de su hija, Gregory, buscando una dimensión de esperanza, decidió el bautismo. Su testimonio refleja la profunda conexión entre la fe y la esperanza en medio de las pruebas más desafiantes. Mientras la batalla legal continúa, la familia de Indi busca consuelo y fuerza en la fe, esperando que la pequeña pueda experimentar la paz y la gracia celestial.