Este 4 de mayo, el Vaticano publicó el video con la intención de oración del Papa Francisco para el mes mayo de 2021, en el que pide rezar “para que los responsables de las finanzas colaboren con los gobiernos, para regular los mercados financieros y proteger a los ciudadanos en peligro”.

Fuente del video: Vatican News en Español

El Santo Padre expresa su preocupación ante el hecho de que, cuando las finanzas no están reguladas, se convierten en un mecanismo de especulación que excluye a las personas y no las protege. Es por eso que, en medio de muchas economías en crisis y tanta gente sin trabajo, pide a través de esta intención, rezar “para que los responsables del mundo financiero colaboren con los gobiernos, a fin de regular los mercados financieros para proteger a los ciudadanos de su peligro”. Asimismo, esta edición cuenta con la colaboración del Dicasterio para el Servicio del Desarrollo Humano Integral.

 

Las consecuencias del COVID-19

 

A poco más de un año de que se iniciara la pandemia mundial del COVID-19, se vislumbran toda clase de consecuencias globales, de las que no se pueden excluir las económicas y financieras. El Producto Interno Bruto (PIB) mundial, por elegir un indicador, sufrió en 2020 su caída más pronunciada desde el final de la Segunda Guerra Mundial: millones quedaron desempleados o sus puestos suspendidos, y los gobiernos inyectaron billones de dólares en sus economías para evitar daños mayores.

 

Por otra parte, la recuperación durante el 2021 es muy incierta y se observa una desigualdad preocupante: Como destaca el Santo Padre en su reciente carta al Banco Mundial y al Fondo Monetario Internacional, “muchos de nuestros hermanos y hermanas en la familia humana, especialmente los que están en los márgenes de la sociedad, están efectivamente excluidos del mundo financiero”.

 

Una política no sometida a la economía

 

Ya en la encíclica Laudato si’, el Papa Francisco había adelantado que la política y la economía, en diálogo, debían estar al servicio de la vida, especialmente de la vida humana (LS, 189).

 

Ahora, en su mensaje difundido en El Video del Papa, Francisco indica que si las finanzas no están reguladas, se convierten en pura especulación animada por algunas políticas monetarias: “Esta situación es insostenible. Es peligrosa. Para evitar que los pobres vuelvan a pagar consecuencias hay que regular estrictamente la especulación financiera”, afirma.

 

Finanzas justas, inclusivas y sostenibles

Por su parte, el padre Frédéric Fornos, sacerdote jesuita y Director Internacional de la Red Mundial de Oración del Papa, explica que esta intención  hay que entenderla en el contexto de crisis que vivimos actualmente y que ha puesto en evidencia la gran desigualdad que hay en el mundo.

 

Citando las palabras del Papa Francisco en Laudato Si’, el padre Fornos puntualiza que los poderes económicos “continúan justificando el actual sistema mundial, donde priman una especulación y una búsqueda de la renta financiera, que tienden a ignorar todo contexto y efectos sobre la dignidad humana y el medio ambiente”. 

 

 

 

Fuente: Vatican News