17 julio, 2024

Los Obispos de Castilla y León, rechazaron las medidas adoptadas por la Junta de Castilla y León para combatir la tercera ola de la pandemia de Covid, las cuales fueron publicadas en el Boletín Oficial de la región.

 

En el comunicado, los obispos rechazan la decisión de limitar a 25 personas por iglesia la asistencia a los oficios religiosos.

 

“No nos parece razonado ni aceptable que el criterio de ese mayor esfuerzo sea una limitación de aforo expresada en términos absolutos –máximo de 25 personas por templo– cuando la superficie y volumen de los miles de templos, ermitas y capillas que hay en Castilla y León es muy diversa. Creemos que el criterio proporcional que se ha seguido en toda España durante las diversas fases de la pandemia puede considerarse más ecuánime”, se señala en el comunicado.

 

Consideran la medida como algo “injusto por desproporcionado, ya que impide el ejercicio del derecho fundamental de la libertad de culto (art. 16, 1º de nuestra Constitución) a personas que podrían ejercerlo en tantos de nuestros templos que, aun con estricta limitación proporcional de aforo, podrían acoger a más de 25 participantes sin poner en riesgo la salud propia y ajena”.

 

Los prelados son conscientes del grave momento sanitario que vive nuestra Comunidad autónoma a causa de la pandemia COVID-19. “La situación nos exige a todos, una gran responsabilidad y cuidar las medidas preventivas e higiénicas que impidan la expansión de la enfermedad”, dijeron los prelados en su comunicado.

 

Manifestaron que “en todos estos meses de pandemia las once diócesis, en sus miles de parroquias y comunidades, hemos aplicado las indicaciones sanitarias, y aceptado la limitación de aforos y actividades. El trabajo realizado por las diversas comunidades de nuestras respectivas diócesis ha sido grande, como también enorme el esfuerzo de Cáritas y otras organizaciones eclesiales para prestar ayuda en estos meses tan difíciles”.

 

Asimismo, se acepta que “que en la actual situación haya que hacer un esfuerzo mayor para evitar los contagios y evitar el colapso de nuestro sistema sanitario”.

 

Por último, explican que “si reivindicamos el derecho del pueblo cristiano a participar en la Eucaristía es porque estamos convencidos de que la celebración de la Pascua dominical es fuente del amor y de la esperanza que nuestra sociedad necesita especialmente en esta hora”.

 

 

 

Fuente: Aciprensa
Nota enviada por la periodista Teresita González a webmaster
https://youtu.be/DStknxloc6o
Fuente del video DW Youtube