Jue. May 26th, 2022

Ante la detención y puesta en libertad bajo fianza, con prohibición de abandonar el país del cardenal Zen, la diócesis católica de Hong Kong se ha limitado a decir en un comunicado, que está “extremadamente preocupada” por el “incidente del cardenal Joseph Zen”, así mismo el Vaticano emitió un breve comunicado el 11 de mayo en el que expresaba su preocupación por las informaciones sobre la detención de Zen.

 

La Santa Sede ha conocido con preocupación la noticia de la detención del cardenal Zen y sigue con extrema atención el desarrollo de la situación”, dijo la oficina de prensa de la Santa Sede.

 

Siempre hemos defendido el estado de derecho. Confiamos en que en el futuro seguiremos disfrutando de la libertad religiosa en Hong Kong en virtud de la Ley Básica”, reza el comunicado de la diócesis. Y añade:

 

“Instamos a la Policía de Hong Kong y a las autoridades judiciales a tratar el caso del cardenal Zen conforme a la justicia, teniendo en cuenta nuestra situación humana concreta”.

 

El mensaje concluye con una cita del Salmo 23: “Como cristianos, creemos firmemente que: 'El Señor es mi pastor; nada me falta'”.

 

La declaración, publicada el 12 de mayo, no está firmada por el obispo Stephen Chow, actual obispo de Hong Kong, aunque se da por hecho que ha aceptado su contenido.

 

A los pocos minutos de la publicación de la declaración, varias personas de Hong Kong expresaron su preocupación por su lenguaje.

 

Zen, antiguo obispo de Hong Kong, fue detenido el 11 de mayo y puesto en libertad bajo fianza horas después en la comisaría de Chai Wan, en la isla de Hong Kong. Se cree que Zen fue detenido en su calidad de administrador del Fondo de Ayuda Humanitaria 612, que ayudó a los manifestantes pro democráticos a pagar sus gastos legales.

 

Fuente: Infocatólica

Redacción: Natalia Monroy

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

WP Radio
WP Radio
OFFLINE LIVE