Mar. May 21st, 2024

El arzobispo Víctor Manuel Fernández, conocido por su cercanía al Papa Francisco, ha ofrecido sus perspectivas sobre el próximo Sínodo de los Obispos. En declaraciones recientes, Mons. Fernández indicó que el Santo Padre «no cree que de este Sínodo se deban esperar cambios importantes». Además, destacó que el Papa «no se define ni como conservador ni como progresista».

Estas declaraciones son relevantes en el contexto del próximo Sínodo de los Obispos, que es un encuentro importante en la vida de la Iglesia Católica y que a menudo se centra en discusiones sobre temas clave de la fe y la doctrina.

-¿Cómo ve al Papa en vísperas del sínodo sobre sinodalidad en el que se pondrá sobre el tapete la identidad de la Iglesia de hoy, su gran apuesta para esta etapa de pontificado?

-Lo veo abierto a las sorpresas de Dios, a los impulsos del Espíritu Santo. Al mismo tiempo lo veo distendido porque no cree que de este Sínodo se deban esperar cambios fundamentales en cuestiones conflictivas, ya que el tiempo disponible no alcanzaría para estudiar a fondo ninguna de ellas. Se trata más bien de un momento de reflexión donde la Iglesia vuelve a preguntarse quién es, para qué está, qué espera Dios de ella en este momento histórico.

-¿Qué expectativas tiene usted del sínodo?

-Espero que, más allá de las urgencias, podamos detener la marcha para dejarnos estimular, dejarnos zamarrear, recuperar una lúcida autoconsciencia de nuestra misión en el mundo de hoy y seguir a Francisco en su audacia renovadora.

Se dice que no habrá cambios y luego los hay

Cabe recordar que antes de los dos sínodos sobre la familia, también se dijo que no habría cambio de doctrina. El propio Papa aseguró a varios obispos, entre ellos a los españoles y a los chilenos, que los divorciados vueltos a casar no podrían comulgar. Y luego dispuso exactamente lo contrario en la exhortación post-sinodal Amoris Laetitia.


Fuente: Infocatólica