Jue. Sep 29th, 2022

Tras lo ocurrido en la escuela primaria Uvalde (Texas), donde 19 niños y dos profesores perdieron la vida, Mons. Daniel Flores, obispo de la diócesis texana de Brownsville, dijo ayer que está cansado de escuchar a la gente decir  «las armas no son el problema» y recordó que en EE.UU es más fácil adquirir un arma que comprar una aspirina.

 

“Sacralizamos los instrumentos de la muerte y luego nos sorprendemos de que la muerte los utilice”, escribió el obispo de Brownsville, Texas, el día después del tiroteo mortal.

 

«Nuestra nación se ha convertido con demasiada frecuencia en un lugar de crímenes incalificables de violencia con armas de fuego que se han cobrado demasiadas vidas, aunque ninguna más desgarradora que la de niños inocentes. Debemos actuar para detener esta carnicería sin sentido», dijo O'Malley.

 

 

Fuente: Infocatólica

Redacción: Natalia Monroy