Mié. Feb 21st, 2024

En un comunicado oficial emitido por la Conferencia Episcopal de Colombia, los obispos del país han alzado su voz en un fuerte rechazo contra el delito del secuestro, un acto que ha sumido a muchas comunidades en el país en una crisis humanitaria a causa de grupos armados ilegales. Los líderes religiosos expresaron su condena, especialmente en relación con el caso del señor Luis Manuel Díaz, padre del futbolista Luis Díaz, quien ha estado retenido desde el pasado 28 de octubre.

El mensaje de la Iglesia se une al clamor nacional para que el señor Díaz sea liberado lo antes posible y pueda regresar a su hogar en condiciones de seguridad. En su declaración, los obispos esperan que la liberación anunciada por el delegado del ELN para el diálogo de paz con el Gobierno se produzca de forma inmediata.

La solidaridad y cercanía de la Iglesia se extienden no solo a la familia de Luis Manuel Díaz, sino también a todas las personas que sufren debido a este grave flagelo. «Los acompañamos con nuestros sentimientos de fraternidad y oración por su pronta liberación e imploramos la valiosa intercesión de la Virgen María en esta súplica al Señor», afirmaron.

Los obispos reiteraron su disposición de colaborar en todo lo necesario para poner fin a esta situación de secuestro, reafirmando su compromiso de trabajar incansablemente para que ninguna persona tenga que vivir el horror del secuestro en Colombia. La Iglesia Católica, a través de esta declaración, reafirma su firme posición en contra de la violencia y aboga por la paz, la seguridad y el respeto por la dignidad humana en el país.


Fuente: Conferencia Episcopal de Colombia