Fonseca saco una canción muy especial. Se llama «Lo que ayer era normal» y es una canción que aunque transmite mucha nostalgia y cuenta la realidad de las personas que en este tiempo están lejos de sus familias o de su pareja, me hizo pensar en la relación que cada uno tiene con Jesús.

 

No basta con que tengamos Internet y videollamadas para comunicarnos con los que más queremos, sabemos que no es lo mismo. Pero mientras estaba escuchando esta canción por segunda vez, pensé: «¡Con Jesús no puede pasar esto en la cuarentena!». Es verdad que en este tiempo extrañamos muchas cosas de la vida de fe. La mayoría de nosotros no podemos acercarnos a la Eucaristía, al sacramento de la reconciliación, extrañamos nuestras parroquias, la experiencia comunitaria de nuestros grupos y movimientos. ¡Pero no podemos descuidar nuestra relación con Él!

 

La canción dice frases como: «Esta lejanía duele cada día» y «Cómo no nos dimos cuenta antes». Nos invita a valorar todo eso que tal vez dimos por sentado siempre. Pero no podemos vivir de recuerdos en este tiempo. Si nos quedamos solo con la nostalgia nos perdemos de algo muy importante: ¡Jesús no está en cuarentena!

 

Podemos extrañar muchas cosas, pero no podemos extrañar la relación con Jesús porque Él está vivo, está presente en nuestra vida, está buscándonos cada día. Esa es la buena noticia de nuestra fe. No podemos postergar la relación con Jesús hasta que se arreglen las cosas y podamos volver a las parroquias. ¡Te invito a descubrirlo hoy vivo en tu vida!

 

A continuación, te comparto el video y les dejo algunas frases de «Lo que ayer era normal» que me ayudaron a seguir profundizando en este tema y que espero también te ayuden a ti.

 

Fuente video: Canal Fonseca oficial.

Fuente: María Gisella Corti de catholic-link