Sáb. Nov 26th, 2022

La semana pasada tuvo lugar en Chipre la consulta inter-ortodoxa previa a la 11ª Asamblea del Consejo Mundial de Iglesias. Casi todas las iglesias ortodoxas estuvieron representadas en el encuentro. El objetivo de esta consultoría era preparar para la reunión del Consejo Mundial de Iglesias que se celebrará en Karlsruhe (Alemania) el próximo mes de septiembre, con el título «El amor de Cristo conduce al mundo a la reconciliación y la unidad.

 

Se destaca en esta consultora que haya sido la primera vez que se reúnen delegaciones de todos los países ortodoxos en años, sobre todo tras el cisma por la concesión por parte del Patriarca de Constantinopla de la autocefalia a la Iglesia Ortodoxa Ucraniana.

 

En esta oportunidad, la Iglesia Rusa no sólo tenía representación, sino que la suya fue la más concurrida (sólo por detrás de la Iglesia «anfitriona» de Chipre), con seis miembros, y estaba dirigida por el Metropolitano Hilarión de Volokolamsk, considerado como el número dos de la Iglesia Ortodoxa rusa.

 

Por la tarde se distribuyó el texto de las conclusiones al Consejo Mundial de Iglesias. Dice así:

«Durante nuestras consultas, se expresó una grave preocupación por el conflicto armado en Ucrania, que ya se ha cobrado la vida de muchas personas. Los participantes en la reunión condenaron unánimemente las guerras e hicieron un llamamiento a todas las partes del conflicto para que hagan todo lo posible por establecer la paz inmediatamente y por la seguridad en Ucrania, Rusia, Europa y el mundo. También condenamos las campañas sistemáticas de desinformación que promueven el odio y la división. En estos tiempos difíciles, estamos llamados a elevar oraciones a Cristo Salvador, para que el odio no abrume las almas y los corazones humanos, sino que el amor y la comunión fraternal vuelvan a los pueblos hermanos».

 

 

Fuente: Infocatólica

Redacción: Natalia Monroy