Mié. Oct 5th, 2022

La embajada de Estados Unidos ante la Santa Sede ha vuelto a levantar una bandera del orgullo gay, mientras el presidente Joe Biden reiteró su compromiso de apoyar la defensa del colectivo LGBTIQ+ y al parecer, la atención sanitaria a los niños que afirman ser transgenero.

 

«Los Estados Unidos respeta y promueve la igualdad y la dignidad humana de todas las personas, incluida la comunidad LGBTQIA+», dijo la embajada estadounidense en el Vaticano en Twitter el 1 de junio, mientas mostró una foto de su Bandera del Orgullo y utilizó varios hashtags, entre ellos «All Inclusive».

 

A principios de 2021, el Secretario de Estado de Estados Unidos, Antony Blinken, anunció que las embajadas y consulados de Estados Unidos en todo el mundo podrían ondear la Bandera del Orgullo en la misma hasta que la bandera estadounidense, durante la «temporada del Orgullo».

 

Esa autorización para ondear la bandera, que no era un mandato, se dio antes del 17 de mayo, observado por los activistas como el día internacional contra la «homofobia», la «transfobia» y la «bifobia».El anuncio de Blinken sobre las banderas del orgullo, del que informó por primera vez la revista Foreign Policy en abril de 2021, aconsejaba que los puestos diplomáticos de determinados países evitaran enarbolar la bandera del arco iris si hacerlo creaba una reacción violenta.

 

La embajada de Estados Unidos en Italia también mostró una bandera del orgullo y varios mensajes en su página de Twitter, incluido un enlace a la declaración del 31 de mayo del presidente Joe Biden sobre el Mes del Orgullo Lésbico, Gay, Bisexual, Transexual, Queer e Intersexual.

 

La promoción de las causas LGBT puede entrar en conflicto con el cristianismo y otras religiones. En octubre de 2015, el arzobispo Charles Palmer-Buckle dijo que Gran Bretaña había tratado de vincular la ayuda financiera al reconocimiento legal de las uniones del mismo sexo como matrimonios en Ghana.

 

El patriarca ortodoxo ruso Kirill de Moscú, controvertido por su apoyo a la invasión de Ucrania por parte del presidente Vladimir Putin, ha tratado de relacionar el rechazo a la defensa del colectivo LGBT con la guerra de Rusia contra Ucrania. Describió los desfiles del Orgullo como una prueba de lealtad a los gobiernos occidentales y a «los supuestos valores que ofrecen hoy en día quienes reclaman el poder mundial».

 

En febrero de 2022, Gallup informó de que el 7,1% de los estadounidenses se identifican ahora como LGBT. De ellos, el 57% se identificaba como bisexual. Un 6% de todas las mujeres encuestadas dijeron a Gallup que eran bisexuales, en comparación con el 2% de los hombres. El porcentaje de encuestados que se identifican como LGBT es especialmente alto entre las generaciones más jóvenes. La encuesta de los encuestados que se auto identifican como LGBT ha provocado un debate sobre la precisión, dada la posibilidad de errores de los encuestados y los problemas de tamaño de la muestra. También se debate si la autoidentificación sexual en los jóvenes persistirá a medida que envejecen.

 

Fuente: Infocatólica

Redacción: Natalia Monroy