Mar. Oct 4th, 2022

La red religiosas católicas Talitha Kum logrí rescatar de la trata de personas a mas de 26 mil mujeres, las cuales eran sometidas al trabajo forzado, el matrimonio forzoso y la explotación sexual en Asia. 

 

Talitha Kum, cuya sede está en Roma, fue fundada por la Unión Internacional de Superiores Generales (UISG) y actualmente trabaja con 65 organizaciones católicas, 56 ONG, 18 organizaciones nacionales y 42 agencias gubernamentales internacionales. La red cuenta con 3.521 miembros de 205 congregaciones religiosas en 20 países. 

 

La hermana Abby Avelino, miembro de la Congregación de las Misioneras de Maryknoll y directora de la Talitha Kum en Asía, menciono en un informe enviado a Fides que “las formas predominantes de la trata de personas en Asia son el trabajo forzado, el matrimonio y la explotación sexual”. Explico que las redes de trata de personas suelen captar a sus víctimas a traves del “tráfico informatico y la explotación sexual infantil en linea”. 

 

Asimismo, también alertó sobre esta problemática, pues debido a la crisis económicas que afectaron a la mayoría de países de Asia por la pandemia del coronavirus, aumentó el número de personas que se vuelven vulnerables a la trata, en particular mujeres, niñas, jóvenes, migrantes y refugiados.

 

Debido a eso, la Hermnana Abby señalo que la estrategia de Talitha Kum en Asia es priorizar la prevencion de la trata de personas a través de campañas de formación y sensibilización, las cuales se realizan en escuelas, parroquias y comunidades locales, donde el grupo objetivo son mujeres, jovenes, comunidaews relibiosa y tribiales y trabajadores inmigrantes. 

 

Comentó que debido a la pandemia, extendieron su trabajo a la virtualidad, lo cual fue un plus con el que lograron aumentar la visibilidad de su trabajo y por eso, el año pasado lograron abrir dos sedes más de Talitha Kum en Bangladesh y Vietnam. Finalmente, señaló que el año pasado lanzaron su nuevo programa de embajadores “Talitha Kum Anti-Trafficking Youth Ambassadors”, el cual busca formar a mujeres y hombres jóvenes de diez países asiáticos para que así personas mas jóvenes se unan a luchar contra la trata de personas. 

 

 

Fuente: Aciprensa

Redacción: Natalia Monroy