Mié. Feb 1st, 2023

Mons. Rex Andrew Clement Alarcón, presidente de la Comisión Episcopal de Juventud, elogió la decisión del Senado de aprobar una ley que prohibirá los matrimonios con niños y adolescentes en Filipinas.´

 

La aprobación se llevó a cabo el pasado 9 de noviembre, cuando el Senado de Filipinas, por unanimidad, prohibió los matrimonios antes de los 18 años, gracias al proyecto de ley 1373 denominado “Girls not Brides Act”.

 

En entrevista concedida a la agencia vaticana Fides el Padre Clemen aseguró que “El matrimonio infantil es una triste realidad que deshumaniza, explota y abusa de las niñas. “Celebramos el nuevo proyecto de ley que prohíbe los matrimonios infantiles en Filipinas. Me complace observar la determinación de los legisladores de proteger a los niños y su dignidad. La sociedad debe proteger a sus pequeños, que son los más vulnerables, de quienes los explotan”.

 

“Una Ley que salvaguarda el matrimonio”

Durante la entrevista, Monseñor Clemen también manifestó que “El matrimonio y la educación de una familia son una seria responsabilidad” y que esta nueva ley contribuirá a “salvaguardar también la santidad del matrimonio y la familia”.

 

“El deseo de proteger a los niños, su dignidad y sus derechos, y el objetivo de salvaguardar el matrimonio y la familia, son elementos cruciales y necesarios para el desarrollo auténtico y armónico de la sociedad”.

 

La posición oficial

 

Frente a la aprobación de la nueva ley, la parlamentaria Rosa Hontiveros dijo que “Filipinas es el duodécimo país del mundo en el ranking de niños casados menores de 18 años, de los que 726.000 son niñas.

 

“Hoy damos a nuestras niñas la posibilidad de soñar y la posibilidad de definir su futuro de acuerdo con sus deseos. Defendemos su derecho a continuar en un camino educativo y a decidir como adultas cuándo están listas para comenzar a formar una familia”, afirmó Hontiveros.

 

Por su parte, el gobierno de Filipinas declaró que: “una de cada seis niñas en el país, se casa antes de cumplir los 18 años. El matrimonio con menores de edad se debe a muchas razones como por ejemplo las tradiciones culturales en algunas comunidades, la pobreza y la falta de educación”.

 

Las llamadas “niñas-madres” se ven expuestas a muchos riesgos, entre los que están un “impacto negativo en la salud y la supervivencia de sus hijos. Además, muchas niñas interrumpen sus estudios porque tienen que llevar una vida matrimonial que comenzó demasiado pronto, incluso a los 10 u 11 años”, dijo a Fides.

 

Un pretexto para justificar la pedofilia

 

El director de la Fundación “Preda” y misionero católico irlandés Shay Cullen, dedicado a trabajar por la protección de los derechos del niño en Filipinas, elogió la medida y advirtió que el matrimonio infantil está estrechamente relacionado con la pedofilia.

 

El misionero explicó que “En Filipinas, a menudo la llamada ‘unión matrimonial’ es solo un medio para justificar la pedofilia. Las niñas son utilizadas como esclavas sexuales, abusadas por parejas adultas que muchas veces pagan a sus familias de origen.

 

Y concluyó: “Unos pocos valientes denuncian el abuso sexual infantil. Esos supuestos matrimonios solo sirven para encubrir el delito de pedofilia. Ojalá esta ley ayude a erradicar este cáncer”

 

Nota basada en información de Aciprensa
 

 

 
 
Nota enviada por la periodista Teresita González a webmaster