17 julio, 2024

La Casa de Atención a los Migrantes San José, corregimiento de Tunía inaugurada por la Arquidiócesis de Popayán departamento del Cauca, ha beneficiado hasta la fecha a casi 900 personas. Esta obra caritativa tiene como propósito principal proporcionar un espacio de acogida y ayuda humanitaria tanto a la población desplazada de la región como a los migrantes venezolanos en tránsito por la zona.

La Casa de Atención a los Migrantes San José, bajo la dirección del padre Brayan Manquillo Solarte, delegado arquidiocesano para la Pastoral Migrante, se basa en el principio de ofrecer una atención integral. Además del alojamiento temporal, los beneficiados reciben alimentación, atención médica primaria, acompañamiento espiritual y apoyo emocional. Esto es posible gracias a las alianzas de cooperación establecidas con organizaciones locales, agencias gubernamentales y actores de la sociedad civil.

El personal y los voluntarios que trabajan en la casa han dedicado incansables esfuerzos para asegurar que cada individuo sea recibido con dignidad y respeto. El padre Manquillo Solarte expresó su gratitud por la oportunidad de servir y brindar apoyo a quienes más lo necesitan, destacando el trabajo conjunto de los párrocos, las comunidades religiosas y los laicos comprometidos.

Además de proporcionar refugio físico, la casa de paso ha desempeñado un papel fundamental en la creación de un sentido de comunidad y pertenencia para aquellos que se encuentran lejos de sus hogares. A través de talleres, actividades recreativas y grupos de apoyo, se ha promovido el intercambio cultural y la resiliencia entre los residentes de la casa.


Fuente: Conferencia Episcopal de Colombia