Mié. Feb 21st, 2024

La comunidad religiosa ecuménica de Taizé ha presentado una propuesta que busca promover la unidad entre cristianos como preparación al Sínodo sobre la Sinodalidad en Roma, que se llevará a cabo en octubre. Bajo el nombre «Together», que significa «juntos» en español, se están organizando jornadas de oración en varios lugares del mundo. En Bogotá, Colombia, esta iniciativa se llevará a cabo el sábado 23 de septiembre, a partir de las 4:00 p.m., en el Auditorio Félix Restrepo de la Universidad Javeriana.

La idea detrás de esta jornada de oración es fomentar un ambiente de comunión entre cristianos de diversas denominaciones, en un esfuerzo por buscar la paz y la unidad en medio de las diferencias. El evento busca trascender las barreras denominacionales y religiosas, y promover la reflexión sobre el concepto de sinodalidad, que implica una participación activa y colaborativa en la vida y misión de la Iglesia.

Entre los organizadores de esta jornada de oración en Colombia se encuentran la Comunidad de Taizé – Bogotá, la Central de Juventudes, la Iglesia Evangélica Luterana, la Iglesia Ortodoxa Griega, la Red Juvenil Ignaciana, el Movimiento de los Focolares y el Departamento de Promoción de la Unidad y del Diálogo (PUD) de la Conferencia Episcopal de Colombia. Este enfoque conjunto refleja el deseo de construir puentes entre las diferentes ramas del cristianismo y fomentar una mayor comprensión mutua.

El hermano Alois (Alois Löser), prior de la comunidad cristiana ecuménica de Taizé, ha enfatizado la importancia de esta iniciativa. Aunque el Sínodo sobre la Sinodalidad es un evento de la Iglesia Católica, Alois destaca que una perspectiva ecuménica puede contribuir a una comunión genuina entre cristianos en busca de la paz espiritual. Para él, esta jornada de oración es una oportunidad para reconocer las diversidades y buscar el diálogo que conduzca a la reconciliación.

El Sínodo sobre la Sinodalidad en Roma pretende abordar cuestiones cruciales para la Iglesia Católica y su relación con el mundo contemporáneo. A través de la jornada de oración «Together», los organizadores en Colombia buscan enfatizar la importancia de la colaboración entre diferentes denominaciones cristianas en la construcción de un mundo más pacífico y unificado. La jornada en Bogotá se suma a los esfuerzos globales para promover el diálogo y la comunión entre todos los seguidores de Cristo, independientemente de sus diferencias doctrinales.

Al respecto, el papa Francisco, que lleva el tema de la fraternidad humana y el diálogo ecuménico en su corazón, afirmó en el Ángelus del 15 de enero de este año:


“El camino hacia la unidad de los cristianos y el camino de conversión sinodal de la Iglesia están vinculados. Por eso, aprovecho esta ocasión para anunciar que el sábado 30 del próximo mes de septiembre, en la plaza de San Pedro, tendrá lugar una Vigilia ecuménica de oración, con la que encomendaremos a Dios los trabajos de la XVI Asamblea General Ordinaria del Sínodo de los Obispos. Para los jóvenes que acudan a la Vigilia habrá un programa especial durante todo ese fin de semana, a cargo de la Comunidad de Taizé. Desde ahora, invito a los hermanos y hermanas de todas las confesiones cristianas a participar en esta reunión del Pueblo de Dios”.


Para seguir la actividad a nivel mundial, está disponible la página: www.together2023.net

¿Qué es la Comunidad de Taizé? 


Taizé es una comunidad monástica ecuménica fundada en Francia a finales de la Segunda Guerra mundial. Su vocación fundamental es la comunión, la reconciliación de los hombres y en particular de los cristianos divididos. Busca vivir esa vocación practicando los valores fundamentales del Evangelio: la alegría, la sencillez y la misericordia. Comparte esa vivencia con miles de personas provenientes de diferentes países, edades, culturas, tradiciones religiosas, que a lo largo del año y durante una semana, tienen la experiencia de convivir armoniosamente a pesar de las diferencias.


Por su preocupación de buscar la reconciliación entre los cristianos, la comunidad de Taizé siguió con interés el Concilio Vaticano II, y promovió la escucha de la Iglesia Católica a las inquietudes de los jóvenes a propósito de la vivencia auténtica de una espiritualidad cristiana. 
Según lo expresa la comunidad, el actual sínodo convocado por el papa Francisco abre nuevamente una oportunidad importante de renovación de la Iglesia, regresando a los valores fundamentales del Evangelio, y buscando encarnarlos en la vida cotidiana del siglo XXI.


Fuente: Conferencia Episcopal de Colombia