Jue. Ene 26th, 2023

En un comunicado titulado “Ni un muerto más”, la Iglesia católica en el Chocó, hace una llamado urgente a los diferentes grupos armados presentes en estos territorios, para que manifiesten su compromiso con la paz y con hechos concretos para esta Navidad y fin de año hagan un cese unilateral al fuego.
 

Un signo claro de sincera voluntad de paz debe manifestarse en el respeto a la vida, el cese a las extorsiones, la desaparición de las fronteras o barreras invisibles, el reclutamiento e instrumentalización de niños y niñas, adolescentes y jóvenes”.
 

En un comunicado, el obispo de Ismina-Tadó, monseñor Mario Álvarez Gómez, en nombre de toda la Iglesia Chocoana, presenta un panorama sombrío de los padecimientos de la población durante el año 2022, en materia de violencia (180 asesinatos), en orden social, pobreza y sufrimiento por cuenta de los desastres naturales (incendio).
 

Sumado a ello, señala la misiva, el control de los distintos actores armados sobre los chocoanos y la insistencia de los gobiernos del orden local, departamental y nacional de seguir “insistiendo en atender una crisis humanitaria, social y ambiental con medidas militaristas, en lugar de atacar las verdaderas causas de la problemática chocoana, que tiene sus génesis, en la histórica indiferencia del gobierno nacional”.
 

Finalmente, hacen un llamado al pueblo chocoano a no desfallecer y a seguir aportando entre todos para la construcción de un nuevo Departamento, “teniendo en cuenta el respeto a la diferencia, el rescate de valores, la equidad, la reconciliación, el perdón y la paz para que todos podamos vivir con dignidad en nuestros territorios”.


Fuente: Conferencia Episcopal de COlombia