Mié. Ago 17th, 2022

Las comunidades religiosas que operan las instituciones educativas públicas, ubicadas en localidades, tales con Bosa, Ciudad Bolívar y Usme, están trabajando para garantizar un aporte de valor en la formación de niños, niñas y jóvenes, así como en el impacto positivo en la totalidad de los miembros de la comunidad educativa, que involucra padres de familia, educadora, administrativos y población de circunda el colegio.

 

En esta primera entrega, se conocerá la experiencia del colegio Rogelio Salmona I.E.D., la cual está a cargo de la congregación de los hermanos de la escuela Cristiana, como miembro de la red de Comunidades y escuelas lasallistas. El colegio distrital Rogelio Salmona I.E.D., ubicado en la localidad 19 - Ciudad Bolívar-, abrió sus puertas en febrero de 2019, acogiendo a 1.560 estudiantes de esta zona de Bogotá.

Inicialmente, la obra educativa tenía por nombre Colegio Madelena I.E.D., sin embargo, mediante Resolución # 19-019 del 21 de febrero del 2019, la Alcaldía de Bogotá decidió llamarla Colegio Rogelio Salmona I.E.D. en homenaje al arquitecto Colombo-francés Rogelio Salmona. Esta nueva infraestructura se organizó a partir de núcleos de aulas de clases interconectadas, que conforman comunidades de aprendizaje. La concesión de esta mega obra de 10.762 metros cuadrados, se hizo efectiva en el 2018, durante la administración Enrique Peñalosa.

“En el 2018 se presenta la propuesta educativa, económica y administrativa y La Salle queda en el primer puesto.  Inmediatamente, se delega al hermano Edgar Figueroa para que sea el contacto con la Secretaría de Educación.

Como retos académicos destaca:

  1. La articulación de la media escolar de los tres colegios con el SENA, ofreciendo doble titulación de los bachilleres.
  2. Convenio con Cafam para la formación integral de los estudiantes: banda musical, coro musical, emprendimiento y artes y oficios.
  3. Ubicar a los colegios en los primeros puestos en resultados de pruebas SABER.

Desafíos

  1. Vincular a las familias en los proyectos educativos institucionales.
  2. Reducir los indicadores de convivencia escolar, embarazo en adolescentes y deserción escolar.
  3. Generar sentido de pertenencia y sensibilización del cuidado de lo público.

 

 

Fuente: El catolicismo

Redacción: Natalia Monroy