En nuestras sección de preguntas y respuestas de evangelización te compartimos la respeta a este interrogante

Estimado Padre Jordi Rivero: Soy sacristán y a veces los feligreses dejan en la entrada del templo cadenas de oración. Suelo romperlas, porque creo que van contra el primer mandamiento de la ley de Dios. ¿hago bien en romperlas? Gracias por su atención.

Respuesta
Estimado en Cristo,

Por medio de las cadenas de oración se busca unir a muchas personas en oración, generalmente por una intención especial. Esto es muy bueno. El problema no son las cadenas sino las promesas de éxito o amenazas contra quien no las rece que algunos pretenden vincular a estas.

Dios puede advertir sobre castigos cuando se violan sus mandatos y puede hacer promesas a quienes le obedecen. Pero quien advierte falsamente en nombre de Dios estas cosas es un falso profeta y peca contra el Primer Mandamiento.

Aunque no podemos juzgar la intención de nadie, la Iglesia si tiene la responsabilidad de corregir el error y enseñar a orar. Usted hace bien en quitar de la iglesia las cadenas de oración que contengan amenazas o promesas. Si encuentra a quien las está propagando, explíquele sus razones de quitarlas con caridad y respeto.

En los Corazones de Jesús y María,

Padre Jordi Rivero