Lun. Ago 8th, 2022

Este jueves 25 de marzo de 2021, la Conferencia Episcopal de Colombia (CEC) invita a celebrar la “Jornada Nacional por la Vida” y pide asumir el compromiso por la defensa de la vida en el día a día, ofreciendo una ayuda eficaz a los que atraviesan situaciones de vulnerabilidad. La jornada, que viene siendo impulsada por el Departamento de Promoción y Defensa de la Vida, del Secretariado Permanente del Episcopado, tendrá como eje central la misa Crismal, ceremonia que se realizará este mismo día, a las 07:00 p.m., presidida por monseñor Juan Vicente Córdoba, obispo de Fontibón y presidente de esta comisión. Será transmitida por la página en Facebook Da clic aquí para unirte a la transmisión /episcopadocol

 

¿Cuál es el mensaje de los obispos?


En un mensaje firmado por monseñor Córdoba, presidente de la Comisión Episcopal de Promoción y Defensa de la Vida, los obispos recuerdan que, en el contexto del Año de la Familia, convocado por el Papa Francisco, la Iglesia quiere poner su mirada en la Sagrada Familia para “aprender a ser custodios y defensores de la vida”, por lo que invitan a generar iniciativas que promuevan con valentía y creatividad la cultura de la vida.

 

“Ante la cultura de la muerte, estamos llamados a ser custodios de la vida”


Un “sí a la vida«, proclaman los obispos, al afirmar que la vida es un don que “Dios da a aquellos que ama como solo Dios puede amar, con un amor infinito, con un amor eterno (..) La Iglesia, que es Madre, nos invita a cuidar, custodiar y defender toda vida humana, desde su concepción hasta su término natural”, ante estas amenazas contra la vida, señalan, es importante ser custodios de la vida.

 

Agradecimientos a los defensores de la vida


Igualmente, se dirigen de manera especial y agradecida a los cuidadores, a aquellas personas que por su carisma se dan a la tarea de promover la cultura de la vida, desde el mismo momento de la concepción hasta la muerte natural. A ellos les animan a enfrentar con valentía y creatividad el cuidado y custodia en defensa de la vida humana.

 

«Gracias a los que acompañan a las mujeres embarazadas en situación de vulnerabilidad. Gracias a los legisladores y autoridades que, conscientes de este derecho primario y fundamental a la vida, trabajan para que el mismo sea efectivo en la sociedad. Gracias a los que cuidan con tanto cariño y generosidad a los mayores y a los enfermos terminales, evitando así que sientan que son una molestia y que se planteen la eutanasia como una salida (…) Agradecemos también a todas las personas e instituciones que defienden y promueven la vida en todas sus dimensiones en nuestro planeta, la casa común al servicio de todos sin discriminaciones, asumiendo el apostolado de una ecología integral en favor de toda la humanidad«, resalta el mensaje.

 

Finalmente, piden la intercesión de la Sagrada Familia de Nazaret “para que nos hagan apóstoles del Evangelio de la Vida”.

 

 

Fuente: Conferencia Episcopal de Colombia