La Comunidad de Madrid ha impuesto una sanción de 20.001 € a la coach Elena Lorenzo por ayudar a personas con atracción al mismo sexo, lo que para las autoridades significa ofrecer terapias para “curar la homosexualidad”.

Según informó el 17 de septiembre Ignacio Aguado, vicepresidente de la Comunidad de Madrid “es la primera vez que se autoriza la sanción a una persona como consecuencia de haber incumplido la ley contra la LGTBfobia”.

En la comunidad de Madrid existe la Ley de Protección integral contra la LGTBfobia, que fue aprobada por el Partido Popular en el año 2016. El artículo 70 de esta ley establece como “infracción muy grave” la “promoción y realización de terapias de aversión o conversión con la finalidad de modificar la orientación sexual o identidad de género de una persona. Para la comisión de esta infracción será irrelevante el consentimiento prestado por la persona sometida a tales terapias”.

Las penas por esta infracción oscilan entre 45 mil y 20 mil euros. Polonia Castellanos, presidenta de Abogados Cristianos, denunció que la sanción no ha sido todavía notificada y que “es una vergüenza que nos hayamos tenido que enterar de esto por la prensa”.

Castellanos subrayó que la ley LGTBI debe derogarse “por su inconstitucionalidad, al vulnerar derechos tan básicos como la presunción de inocencia”.

Fuente: Aciprensa