Jue. May 23rd, 2024

Monseñor Earl Boyea, Obispo de Lansing, en el estado de Michigan, elevó sus oraciones por el fallecimiento de nueve hermanas por Covid. “Con mucho pesar fui informado hoy de la muerte de nueve de nuestras hermanas dominicas de Adrian a causa del COVID19. Que descansen en paz”

 

Monseñor Boyea también aseguró que “Las hermanas dominicas de Adrian han sido una parte integral en el tejido de la vida católica en esta parte de Michigan por más de un siglo. Entonces, son bien conocidas y queridas por muchos en la Diócesis de Lansing”.

 

“Quiero asegurarle a la hermana Patricia Siemen, priora, y a todas las hermanas dominicas de Adrian, mi cercanía, oraciones y apoyo en estos días semanas que están por venir. Recen por ellas”.

 

Hasta el momento la comunidad de Adrian ha tenido 46 casos positivos de COVID19; se han recuperado 25 y aún hay 12 activos.

 

Por su parte, las hermanas dominicas de Adrian, emitieron un comunicado en el cual afirmaron que: “Luego de más de nueve meses sin casos de COVID-19 entre las hermanas residentes, ahora experimentamos un brote entre las religiosas y los trabajadores en el centro dominico para la vida. El cuidado y la seguridad de nuestras hermanas y colaboradores ha sido y sigue siendo nuestra principal preocupación, por ello seguimos protocolos claros que incluyen cuarentenas para mitigar que el virus se expanda”.

 

“Nuestras oraciones se elevan como incienso por todos los afectados por esta crisis global de salud: los enfermos, los moribundos, sus familias y todos los trabajadores de la salud y la gente de todos lados que generosamente y desinteresadamente proveen servicios esenciales para cada uno de nosotros. Por favor únanse a nosotros en esta oración”.

 

Las hermanas dominicas de Adrian, cuyo título oficial es Congregación del Santísimo Rosario, fueron fundadas en 1923.

 

Actualmente sirven en 22 estados de Estados Unidos y en otros países como Puerto Rico, República Dominicana y Filipinas. Son en total 507 religiosas.  

 

 

 

Fuente: Aciprensa
Nota enviada por la periodista Teresita González a webmaster