17 julio, 2024

El martes 18 de junio concluyó la última sesión del Consejo de Cardenales (C9) con el Papa Francisco, marcada por la participación de tres destacadas mujeres que ofrecieron sus perspectivas sobre temas cruciales como el poder, la democratización y el papel de la mujer en la Iglesia Católica.

Durante los encuentros celebrados los días 17 y 18 de junio, el Papa Francisco y los cardenales del consejo profundizaron en la reflexión sobre el rol femenino en la Iglesia. La Oficina de Prensa del Vaticano destacó la intervención de tres mujeres, cuyas presentaciones abrieron la jornada del 17 de junio.

Sor Linda Pocher, docente en la Pontificia Facultad de Ciencias de la Educación Auxilium, Valentina Rotondi, profesora en la Universidad SUPSI de Lugano e investigadora en el Nuffield College de la Universidad de Oxford, y Donata Horak, profesora de Derecho Canónico en el Studio Teológico Alberoni de Piacenza, fueron las encargadas de enriquecer el debate con sus intervenciones.

Sor Linda Pocher ofreció una introducción, mientras que Valentina Rotondi presentó una visión de la economía centrada en el cuidado y la gestión intergeneracional. Por su parte, Donata Horak abordó antinomias como justicia y misericordia, poder consultivo y deliberativo, y la tensión entre el principio jerárquico y la eclesiología de comunión, en una reflexión sobre el Derecho Canónico.

Las intervenciones de estas mujeres fueron seguidas por las reflexiones de los cardenales, quienes discutieron los temas planteados a lo largo de la jornada.

El 18 de junio, la reunión continuó con las presentaciones del Cardenal Seán O’Malley, Arzobispo de Boston y presidente de la Pontificia Comisión para la Protección de Menores, quien expuso sobre las labores de este organismo. El Cardenal Oswald Gracias, Arzobispo de Bombay, abordó las actividades y métodos de las conferencias episcopales.

Además de estos temas, los cardenales dialogaron sobre los diversos conflictos globales y acordaron que la próxima reunión del C9 se llevará a cabo en diciembre de 2024.

Esta reunión del Consejo de Cardenales con el Papa Francisco subraya el compromiso de la Iglesia con la inclusión y el diálogo, destacando el papel crucial de la mujer en la reflexión y toma de decisiones dentro de la comunidad eclesial.

¿Qué es el Consejo de Cardenales o C9?

El Consejo de Cardenales, conocido también como C9, es el grupo de purpurados que colabora directamente con el Papa Francisco en el gobierno de la Iglesia. Tiene su origen en las congregaciones generales que precedieron al cónclave en el que resultó elegido el Papa Francisco.

El organismo está en funcionamiento desde septiembre de 2013, sólo seis meses después de la llegada del Papa Francisco al ministerio petrino.

Su objetivo es ayudar al Pontífice “en el gobierno de la Iglesia universal”, así como “estudiar un proyecto de revisión de la Constitución Apostólica Pastor bonus sobre la Curia Romana”, tal como expresó el Papa Francisco.

Además de los cardenales O’Malley y Gracias, hacen parte de este consejo el Cardenal Pietro Parolin, Secretario de Estado del Vaticano; el Cardenal Fernando Vérgez Alzaga, presidente de la Gobernación del Estado de la Ciudad del Vaticano; y el Cardenal Fridolin Ambongo Besungu, Arzobispo de Kinshasa (República Democrática del Congo).

Completan el grupo el Cardenal Juan José Omella, Arzobispo de Barcelona (España); el Cardenal Gérald Lacroix, Arzobispo de Québec (Canadá); el Cardenal Jean-Claude Hollerich, Arzobispo de Luxemburgo; y el Cardenal Sérgio da Rocha, Arzobispo de San Salvador de Bahía (Brasil).