Jue. Sep 29th, 2022

En una audiencia en el Vaticano con los miembros de la Orden de la Estricta Observancia, conocida como Orden de la Trapa, el Papa Francisco destacó 4 “sueños de Jesús”. En su discurso en el Palacio Apostólico, el Santo Padre invitó a los trapenses a realizar una búsqueda espiritual: “La búsqueda de los sueños de Jesús, es decir, de sus mayores deseos que el Padre suscitó en su divino corazón humano”.

Comunión

Respecto a este primer “sueño de Jesús”, el Papa Francisco explicó que “consiste en nuestra común relación con Cristo, y en Él con el Padre en el Espíritu”. En esta línea, recordó que “Jesús no tuvo miedo de la diversidad que existía entre los Doce, y por eso nosotros tampoco debemos temer la diversidad, porque al Espíritu Santo le encanta suscitar las diferencias y hacer de ellas armonía”.

Participación

El Papa Francisco describió este segundo “sueño” como el deseo de Jesús “de una comunidad fraterna, donde todos participan sobre la base de una relación filial usual con el Padre y como discípulos de Jesús”. “En particular, una comunidad de vida consagrada puede ser un signo del Reino de Dios al testimoniar un estilo de fraternidad participativa entre personas reales y concretas que, con sus limitaciones, eligen cada día, confiando en la gracia de Cristo, vivir juntos”, señaló.

Misión

En cuanto al sueño de la misión, el Santo Padre explicó que “el Evangelio nos entrega también el sueño de Jesús de una Iglesia totalmente misionera”. “Este mandato concierne a todos en la Iglesia. No hay carismas que sean misioneros y otros que no lo sean”, aclaró el Papa Francisco.

“Todos los carismas, tal y como han sido dados a la Iglesia, son para la evangelización del mundo; por supuesto, de formas diferentes, muy diferentes, según la ‘imaginación’ de Dios”, dijo a continuación.

Formación

Por último, el Papa Francisco habló del sueño de la “formación”, y explicó que “los Evangelios nos muestran a Jesús cuidando a sus discípulos, educándolos con paciencia, explicándoles, al margen, el significado de ciertas parábolas; e iluminándolos con la palabra, el testimonio de su forma de vida, de sus gestos”.


Fuente: Aciprensa

Redacción: Natalia Monroy 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.