Vie. Feb 23rd, 2024

Tras la visita ad-limina de los obispos alemanes a Roma, el obispo de Würzburg, Mons- Franz Jung declaró que la «minuciosidad» alemana tuvo un «efecto aterrador» en la Curia romana. Su conclusión tras la visita ad limina es que «el temor a que Alemania abandone la red de la Iglesia universal fue perceptible una y otra vez».

El prelado indicó que, a pesar de la oposición, se siente «un gran respeto por la determinación de la Conferencia Episcopal Alemana» de «afrontar los próximos retos con la minuciosidad alemana»

Mons. Jung dice tener la impresión de que «la Curia también está sometida a una presión considerable debido a las críticas recibidas en Roma sobre el camino de la Iglesia en Alemania». Así lo demostró, por ejemplo, el hecho de que el cardenal Luis Ladaria, del Dicasterio para la Doctrina de la Fe, y el cardenal Marc Ouellet, del Dicasterio para los Obispos, se mostraron «muy claramente críticos con las decisiones del Camino Sinodal hasta ahora y con el marco de las consultas y el proceso de toma de decisiones».

A la pregunta de si ha sido posible «reducir» las preocupaciones de la Curia con respecto a la Vía Sinodal, Jung respondió con un claro «no». Al menos, añade, los obispos alemanes han podido evitar una «moratoria» en el Sínodo, que sigue adelante según lo previsto.


Fuente: Infocatólica