Vie. Dic 9th, 2022

El cardenal Tagle, que fue el máximo responsable de Caritas Internacional durante los años en que fue su presidente, leyó ayer el decreto del Papa que interviene la institución a los participantes en la plenaria de la misma que se celebra en Roma: «La decisión del Santo Padre es el resultado de un estudio cuidadoso e independiente. No es una cuestión de abusos o mala gestión financiera. El trabajo para los pobres continúa».

Este es el resultado de «un estudio cuidadoso e independiente» que no se refiere a casos de abuso sexual o mala gestión del dinero, sino que pretende ser «una llamada a caminar humildemente con DIOS» y «un proceso de discernimiento». Con estas palabras el cardenal Luis Antonio Tagle, Presidente Emérito de Caritas Internationalis, presentó el Decreto del Papa sobre la organización publicado hoy. El cardenal filipino lo leyó íntegramente en inglés ante los participantes en la plenaria del organismo, que se celebró ayer y hoy en Villa Aurelia, en Roma, quienes aplaudieron algunos pasajes de la lectura del decreto. También aplaudieron cuando el cardenal hizo ponerse de pie para presentar a la asamblea al nuevo comisario Pier Francesco Pinelli, anteriormente consultor en muchos sectores de gestión y financieros de Cáritas, y a María Amparo Alonso Escobar, que le asistirá en esta tarea, y que actualmente es la responsable de incidencia política y campañas del organismo, con una larga experiencia de incidencia en África y Ginebra.

Lectura del Decreto

«Tenemos un nuevo administrador interino», comenzó diciendo Tagle, flanqueado en la mesa de oradores por el cardenal Michael Czerny, Prefecto del Dicasterio para el Servicio del Desarrollo Humano Integral. «Sí, esta noticia puede traer tal vez cierta inquietud o confusión a algunos de ustedes. Pero deben tener la seguridad de que esta decisión del Santo Padre se produjo después de un estudio cuidadoso e independiente del entorno de trabajo de la Secretaría y del gobierno ejercido por las personas y organismos responsables».

Caminar juntos

«Quiero asegurarles que no se trata, no se trata, no se trata -repitió tres veces el cardenal- de acoso o abuso sexual. No se trata, una vez más, de una mala gestión del dinero. No se trata de eso. El Decreto establece claramente su intención». Tagle expresó su agradecimiento al Secretario General, Aloysius John, ausente en la sala, a los miembros del Consejo Ejecutivo y a todos los altos cargos que, ahora, con el decreto papal, caerán. «Esto -añadió el cardenal- es una llamada a caminar humildemente con DIOS y a un proceso de discernimiento, afrontando nuestra falta de libertad y siguiendo el Espíritu de libertad». Al mismo tiempo, es un caminar juntos, con diferentes culturas, en sus expresiones únicas de humanidad«. Tagle también mencionó »los crecientes desafíos que Cáritas sigue afrontando en la atención a los pobres y marginados en todo el mundo«. Por esta razón», dijo, «el Decreto prevée que la Secretaría esté preparada para asistirles a ustedes, sus miembros, y que funcione de manera coherente con las mejores prácticas y los valores del Evangelio».

La próxima Asamblea General

A continuación, la mirada se dirigió a la próxima Asamblea General, que, según subrayó el cardenal, «llegará por tanto en un momento crítico». Ya ocurrió con la Asamblea de 2019, cuando «nadie esperaba que hubiera una pandemia de Covid-19» y nadie, dos años después, «sabía que entonces estallaría una guerra en Ucrania y que se olvidarían muchos otros conflictos que han existido durante muchos años». El trabajo, por tanto, continuará: «Tenemos administradores fuertes que nos llevarán adelante, llevarán a la Confederación hasta la próxima Asamblea General. Y esto no interrumpirá las operaciones de la Secretaría», concluyó Tagle. «Dediquemos tiempo a considerar cómo pueden contribuir nuestras organizaciones miembros a reforzar este maravilloso momento».

Pinelli: crear un clima de confianza y colaboración

En la mesa de oradores, Tagle llamó a continuación a Pinelli y Amparo, quienes dijeron acoger el nombramiento con «espíritu de servicio». Pinelli, en particular -a Vatican News, al margen de la asamblea-, agradeció al Papa «la confianza» y explicó que su intención en este nuevo papel es «querer, junto con todas las personas de Caritas Internationalis, iniciar procesos de reconciliación y mejora que puedan dar frutos a largo plazo para esta asociación que tiene 70 años de existencia».

¿Se trata, pues, de un relanzamiento de Caritas Internationalis? Para el administrador temporal es más bien «un punto de control para mejorar lo que ya es excelente». Dice que afronta este nuevo servicio «con serenidad y humildad» y explica que el primer objetivo será «trabajar conjuntamente» con las personas del secretariado y con todos los que participan activamente en la vida de Cáritas «para construir un clima de confianza y colaboración».


Fuente: Infocatólica