El Papa Francisco ofreció este sábado una breve reflexión en el día en que la Iglesia celebra la fiesta del Inmaculado Corazón de María.

“El corazón de María es como una perla de esplendor incomparable, formada y pulida por la paciente acogida de la voluntad de Dios a través de los misterios de Jesús meditados en la oración. #CorazónInmaculadodeMaría”, escribió el Santo Padre en su cuenta de Twitter.

 

Al día siguiente de la fiesta del Sagrado Corazón de Jesús, la Iglesia celebra la Fiesta del Inmaculado Corazón de María con la finalidad de manifestar que estos dos corazones son inseparables y que María siempre lleva a Jesús.

 

Esta celebración fue establecida por el Papa Pío XII en 1944 para que por medio de la intercesión de María se obtenga “la paz entre las naciones, libertad para la Iglesia, la conversión de los pecadores, amor a la pureza y la práctica de las virtudes”.

 

San Juan Pablo II declaró que esta festividad en honor a la Madre de Dios es obligatoria y no opcional. Es decir, que debe realizarse en todo el mundo católico.

 

 

 

 

Fuente: Aciprensa