Jue. Ene 26th, 2023

Dos adolescentes que desde noviembre estaban en manos el Ejército de Liberación Nacional (ELN), fueron entregados a una misión humanitaria integrada por la Iglesia Católica, la Defensoría del Pueblo y el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR).

“Realizamos misión humanitaria junto a la Iglesia Católica y la CICR, y facilitamos, en el pie de monte araucano, la liberación de dos adolescentes, quienes se encontraban en poder del ELN desde el mes pasado”, informó la Defensoría el martes en la noche en su cuenta de Twitter.

El defensor del pueblo, Carlos Camargo, dijo que se activaron “todos los canales humanitarios de la Defensoría del Pueblo con el propósito de facilitar liberación de estos menores de edad”. “Seguiremos atentos para adelantar las misiones humanitarias necesarias que permitan la libertad de todas las personas que estén en poder de los grupos armados ilegales”, aseguró.

Asimismo, la Defensoría del Pueblo informó que se ha activado “la ruta de protección y entrega a los menores de edad al Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF) para iniciar el Proceso Administrativo de Restablecimiento de Derechos”.

No es la primera liberación de rehenes del ELN que logra una misión humanitaria integrada por la Defensoría del Pueblo, la Iglesia Católica y el CICR.

El 8 de diciembre se informó de la liberación de otros dos menores de edad que estaban secuestrados desde el 24 de noviembre en el departamento de Arauca.

En esa ocasión, la Defensoría del Pueblo pidió a los grupos armados que “dejen por fuera del conflicto armado a los menores de edad”.

Asimismo, el 2 de septiembre, esta misión humanitaria logró la libertad del soldado Ángel Modesto Sossa, raptado por el ELN, también en Arauca, el 16 de agosto.

El ELN comenzó el 21 de noviembre las negociaciones para un acuerdo de paz con el gobierno de Gustavo Petro. La primera etapa se realizó en Venezuela y culminó el 12 de diciembre.

A inicios de diciembre la Conferencia Episcopal de Colombia aceptó la invitación para asistir a estos diálogos como “acompañante permanente” y nombró como representante a Mons. Héctor Fabio Henao.

Asimismo, apoyan las labores del proceso el vicepresidente de la CEC, Mons. Omar Alberto Sánchez Cubillos; y el Arzobispo Emérito de Cali, Mons. Darío de Jesús Monsalve Mejía.

Fuente: Aciprensa