Dom. Jun 23rd, 2024

El Papa Francisco ha designado al Cardenal Víctor Fernández, actual Prefecto del Dicasterio para la Doctrina de la Fe, como nuevo integrante del Dicasterio para la Promoción de la Unidad de los Cristianos. Este nombramiento, anunciado por la Oficina de Prensa de la Santa Sede, resalta el continuo esfuerzo de la Iglesia Católica por fortalecer los lazos ecuménicos.

Junto al Cardenal Fernández, el Pontífice ha incluido también en este Dicasterio a Mons. Armando Matteo, consultor del Dicasterio para la Doctrina de la Fe. Ambos prelados, reconocidos como los autores principales de la declaración Fiducia supplicans, han contribuido recientemente a un debate significativo dentro de la Iglesia con su propuesta de bendecir a parejas del mismo sexo y en situaciones consideradas irregulares.

El Dicasterio para la Promoción de la Unidad de los Cristianos, dedicado a fomentar el diálogo y la colaboración ecuménica, trabaja no solo dentro de la Iglesia Católica sino también en el ámbito de las relaciones con otras confesiones cristianas, buscando caminos para restaurar la unidad entre todos los seguidores de Cristo.

Este nombramiento llega en un momento de cierta tensión y debate tras la publicación de Fiducia supplicans el 18 de diciembre de 2023. El Cardenal Kurt Koch, prefecto de dicho Dicasterio, ha compartido recientemente en una entrevista con EWTN las reacciones mixtas que ha generado el documento, destacando en particular la carta de preocupación recibida de las iglesias ortodoxas orientales.

La introducción de bendiciones a parejas del mismo sexo por parte de la Iglesia de Inglaterra ya había generado divisiones dentro del mundo anglicano, un precedente que ahora parece repetirse en el contexto católico. El Metropolitano Hilarión de Budapest, representante de la Iglesia Ortodoxa Rusa, también ha expresado su desconcierto frente a la declaración.

En respuesta a estas inquietudes, el Cardenal Koch ha señalado que se abordarán estos temas durante la próxima Semana de Oración por la Unidad de los Cristianos y en la asamblea plenaria con los líderes de las iglesias ortodoxas orientales. Además, ha solicitado al Cardenal Fernández aclaraciones sobre Fiducia supplicans para facilitar el diálogo en estas reuniones cruciales.

Este movimiento representa un paso significativo en el camino hacia la comprensión y el respeto mutuo entre las distintas tradiciones cristianas, a pesar de las diferencias teológicas y doctrinales. La inclusión del Cardenal Fernández en el Dicasterio para la Promoción de la Unidad de los Cristianos subraya el compromiso de la Iglesia Católica con el diálogo ecuménico en un tiempo de retos y oportunidades.

La declaración del Dicasterio para la Doctrina de la Fe del Vaticano permite a los sacerdotes ofrecer bendiciones no litúrgicas a parejas en situaciones “irregulares”, así como a parejas del mismo sexo, señalando que “el valor de este documento es ofrecer una contribución específica e innovadora al significado pastoral de las bendiciones, que permite ampliar y enriquecer la comprensión clásica de las bendiciones”.

Tras la reacción generalizada de las conferencias episcopales, especialmente en África y Europa del Este, y las fuertes denuncias de algunos de los prelados más importantes de la Iglesia, la oficina de doctrina del Vaticano emitió un comunicado de prensa de cinco páginas el 4 de enero para aclarar el documento, escribiendo que su aplicación dependerá de “los contextos locales, según el discernimiento de cada Obispo diocesano con su Diócesis”.