Mar. Abr 16th, 2024

El presidente de la Conferencia Episcopal Alemana, Mons. Georg Bätzing, defiende las decisiones del Camino Sinodal y descarta un posible cisma en la Iglesia en Alemania, pero advierte sobre la importancia de no convertirse en una secta católica. En una extensa entrevista, el prelado expresó su postura en relación con diversos temas abordados en el Camino Sinodal.

En cuanto a las bendiciones a parejas que no pueden casarse por la Iglesia, Bätzing afirmó que se permitirán celebraciones de bendiciones para estas parejas que soliciten la bendición de Dios para su relación ya existente, a pesar de la declaración de la Congregación para la Doctrina de la Fe del Vaticano que establece que la Iglesia no tiene autoridad para bendecir uniones homosexuales.

Además, el arzobispo apoya firmemente la promoción del diaconado para las mujeres y no cierra las puertas a la posible admisión de mujeres al sacerdocio a nivel mundial, enfatizando la importancia de examinar cuidadosamente los argumentos teológicos a favor.

En relación con los laicos que predican en las celebraciones litúrgicas, Bätzing defiende su participación y enfatiza que no solo no se debe limitar o retirar esta práctica, sino que también desea que estos hombres y mujeres sepan que cuentan con el consentimiento del obispo y están actuando de acuerdo con la ley vigente.

Aunque ha habido críticas y desacuerdos en torno a las decisiones del Camino Sinodal, el presidente de la DBK subraya la importancia de reconocer que Roma no ha bloqueado el trabajo del Comité Sinodal, sino que ha dejado claro que no puede haber un Consejo Sinodal que socave la autoridad episcopal.

En resumen, Mons. Georg Bätzing sostiene su postura a favor de las medidas heterodoxas tomadas en el Camino Sinodal, al tiempo que defiende la importancia de mantener la unidad y evitar la sectarización en la Iglesia.


Fuente: Infocatólica