Vie. May 24th, 2024

En una convocatoria del Dicasterio para el Servicio del Desarrollo Humano Integral, los obispos de las ocho jurisdicciones eclesiásticas fronterizas entre Colombia y Ecuador, junto con sus equipos de pastoral social, se reunieron los días 24 y 25 de mayo en la Diócesis de Pasto.

El encuentro tuvo tres objetivos principales: profundizar en temas relacionados con la situación migratoria actual en la región, conocer las respuestas que ambas conferencias episcopales han dado a las diferentes necesidades de los migrantes y definir acciones conjuntas para fortalecer la misión de la Iglesia en este sentido.

Entre los participantes se encontraban representantes de las iglesias particulares colombianas de Pasto, Ipiales, Tumaco, Popayán y Cali, así como del Vicariato Apostólico de Esmeraldas, del Vicariato Apostólico de San Miguel de Sucumbíos y de la Diócesis de Tulcán en Ecuador. El Nuncio Apostólico en Ecuador, monseñor Andrés Carrascosa Coso, y el representante de la Nunciatura Apostólica en Colombia también estuvieron presentes.

El encuentro fue una oportunidad importante para intercambiar perspectivas, enfoques, metodologías y materiales de trabajo sobre migración y movilidad humana entre ambas Iglesias. Según el arzobispo de Popayán y vicepresidente del episcopado colombiano, monseñor Omar Alberto Sánchez Cubillos, una de las propuestas destacadas que surgió durante la reunión fue la necesidad de desarrollar una pastoral de fronteras integrada, con un equipo que fortalezca la comprensión de esta realidad y contribuya a una presencia más integral y efectiva de la Iglesia Católica en términos de acogida, integración y protección.

En cuanto a problemáticas sociales como la xenofobia, se planteó la importancia de fortalecer la vocación del voluntariado laico para apoyar a los migrantes en las diversas jurisdicciones.

Según monseñor Omar, este encuentro representa el segundo paso del Dicasterio en esta dirección. «Este proceso comenzó en la frontera con Venezuela, ahora en Ecuador, y se está dirigiendo hacia Apartadó, Necoclí, otro punto de encuentro de tantos migrantes, donde se está brindando una respuesta y también debe ser otro lugar para el análisis, la reflexión y los compromisos compartidos», agregó el vicepresidente de la Conferencia Episcopal de Colombia.

El encuentro concluyó con una visita de los participantes al territorio de la Diócesis de Ipiales, específicamente al Puente Internacional Rumichaca, uno de los principales cruces fronterizos entre Colombia y Ecuador, y a la Basílica de Santa María de las Lajas, donde se celebró una eucaristía en la que los obispos confiaron los resultados de la reunión a la intercesión de la Virgen María.


Fuente: Conferencia Episcopal de Colombia