Dom. Jul 14th, 2024

El Papa Francisco alentó a los policías italianos que trabajan en el Vaticano a perseverar en los ideales que “inspiran su vida” para que su conducta esté siempre animada “por el deseo de ayudar al prójimo y a la comunidad”.

Así lo dijo el Santo Padre este 12 de enero al recibir a los miembros de la Inspección de Seguridad Pública del Vaticano.

Se trató de la habitual cita anual en la que el Papa felicita por el año nuevo a los policías que se encargan de cuidar el orden público en los alrededores de la plaza de San Pedro y en cada visita que el Santo Padre realiza fuera del territorio vaticano.

“Los animo a perseverar en los ideales e intenciones que inspiran su vida y su conducta en el ejercicio de las delicadas tareas que se les han confiado”, dijo el Papa.

En esta línea, el Santo Padre invitó a que “su trabajo, realizado a menudo con renuncias y riesgos, esté siempre animado por el deseo de ayudar al prójimo y a la comunidad”.

Además, el Papa Francisco señaló “que el nacimiento del Señor Jesús, que acabamos de celebrar, mantenga siempre vivo en ustedes el sentido cristiano de la fraternidad y de la solidaridad”.

“Los invito a redescubrir la belleza y la fuerza siempre nueva del Evangelio, y a hacerlo incisivo en sus conciencias y en sus vidas, testimoniando con valentía el amor de Dios en todos los ambientes, incluido el del trabajo”, afirmó.

Finalmente, el Santo Padre subrayó la importancia del “poder del Evangelio” y explicó que “para entender el Evangelio hay que leerlo”. “Permítanme darles un consejo: tengan un pequeño Evangelio, pequeño y de bolsillo. Llévenlo en su bolsillo, llévenlo en su bolso, y luego cuando estén aquí, allí, y tengan un poco de tiempo, lean un poco de él. Cada día algún contacto con el Evangelio. Si uno lo tiene consigo, es más fácil. Y esto siembra el alma con cosas buenas y poco a poco llena el alma con las palabras de Jesús. Esto es un consejo, ya lo verán”, concluyó el Papa Francisco.

Fuente: Aciprensa