Dom. Jun 23rd, 2024

En un comunicado emitido hoy, la Congregación para la Doctrina de la Fe, bajo la firma del Prefecto Víctor Fernández y con la aprobación del Papa Francisco, reafirmó la prohibición para los católicos de unirse a la masonería. La respuesta vino a raíz de una solicitud del obispo de Dumanguete en Filipinas, Monseñor Julito Cortés, sobre cómo abordar la creciente presencia de fieles católicos en la masonería en su diócesis.

En su respuesta, la Doctrina de la Fe destacó dos enfoques para abordar la situación. En primer lugar, a nivel doctrinal, reiteraron la prohibición de la pertenencia activa de un fiel a la masonería, citando la incompatibilidad entre la doctrina católica y los principios masónicos. Afirmaron que aquellos que sean miembros formales y conscientes de logias masónicas y que hayan adoptado los principios masónicos estarán sujetos a las disposiciones establecidas en una Declaración de la Congregación para la Doctrina de la Fe de 1983.

En segundo lugar, a nivel pastoral, la Congregación propuso que los obispos filipinos realicen una catequesis popular en todas las parroquias para explicar las razones de la incompatibilidad entre la fe católica y la masonería. Además, se invitó a los obispos a evaluar la conveniencia de expresar públicamente su posición sobre este tema.

La Declaración de noviembre de 1983, mencionada en el comunicado, fue emitida poco antes de la entrada en vigor del nuevo Código de Derecho Canónico. Aunque el nuevo código no contenía una condena explícita de la masonería y la excomunión de sus miembros, la Declaración subrayó que los católicos inscritos en logias masónicas estaban en «estado de pecado grave».

Este pronunciamiento reafirma la posición de la Iglesia Católica sobre la masonería, destacando la incongruencia doctrinal entre los principios masónicos y la enseñanza católica, y destaca la importancia de la catequesis para informar a los fieles sobre esta cuestión.


Fuente: Infocatólica