Jue. Dic 1st, 2022

Tras conocerse el asesinato del joven Diego Armando González, a mano de sicarios; Mons. Joselito Carreño Quiñones, obispo del Vicariato Apostólico de Inírida, expresa su total repudio por este acto violento que enluta hoy a una familia.

Por medio de un mensaje a los medios de comunicación, el prelado prende las alarmas por la inseguridad que se está presentando en el Departamento de Guainía y recuerda a todos los ciudadanos el mandato divino de “No matarás”. Así mismo, expresaron a los familiares de la víctima un saludo de condolencia y extienden una oración por el eterno descanso del alma de Diego Armando.

Mons. Carreño hace un llamado a las autoridades competentes para que hagan más presencia en este departamento tan golpeado por la violencia y se realicen las investigaciones pertinentes a la violación de los derechos a la vida: “no podemos permitir que el terror se instale poco a poco en el territorio, es necesario establecer responsabilidades pertinentes a quienes ejecutan estos actos de violencia y emitir un informe especial sobre esta situación”, declara el prelado.

Comunicado

Monseñor Carreño señala que lo ocurrido con el asesinato del joven Diego Armando, evidencia la crisis social que está afectando el buen vivir de la ciudadanía iniridense, por lo que exhorta a quienes están alterando la tranquilidad y el bienestar de los ciudadanos a una conversión y al cese de cualquier acto violento.

“Condenamos este hecho cobarde, e invitamos a las autoridades a continuar con la defensa de nuestro departamento y de nuestra ciudad. ‘Que la verdad se sepa’», concluye el mensaje.


Fuente: Conferencia Episcopal de Colombia

Redacción: Natalia Monroy