17 julio, 2024

Del 5 al 7 de julio de 2024, la Iglesia en Colombia se reunirá en Bogotá para celebrar un hito histórico: el centenario del Primer Congreso Nacional Misionero. Convocados por Obras Misionales Pontificias (OMP) y la Conferencia Episcopal de Colombia (CEC), mil doscientas personas, entre sacerdotes, consagrados, seminaristas y laicos, se congregarán en la Pontificia Universidad Javeriana para renovar su compromiso misionero y explorar nuevas formas creativas de anunciar el Evangelio.

El Primer Congreso Nacional Misionero, celebrado del 15 al 24 de agosto de 1924, fue un evento pionero a nivel mundial. Inspirado y organizado en parte por la entonces Madre Laura Montoya Upegui, este congreso preparó a la Iglesia colombiana para la exposición misionera del Año Santo de 1925 en Roma. Este legado ha inspirado el lema del centenario: “En la Iglesia Misionera, ¡Colombia de primera!”.

El congreso de 2024 busca no solo conmemorar este importante aniversario, sino también proyectar hacia el futuro el compromiso misionero de la Iglesia en Colombia. A lo largo de la historia, el país ha visto surgir grandes figuras de santos y mártires misioneros, como Santa Madre Laura, el Venerable Miguel Ángel Builes, el Beato Padre Marianito, y otros destacados beatos. Asimismo, ha dado lugar a importantes proyectos y comunidades misioneras, entre ellos el Instituto de Misiones Extranjeras de Yarumal y las Misioneras Teresitas.

El congreso centenario dará inicio oficial el viernes 5 de julio con la entronización de las reliquias de Santa Laura Montoya. Durante el evento, se desarrollarán ponencias, sesiones de trabajo grupal, testimonios misioneros y jornadas de adoración eucarística. Estas actividades están diseñadas para inspirar y equipar a los participantes, motivándolos a llevar el mensaje del Evangelio tanto a las diversas regiones de Colombia como a otros países necesitados de misioneros.

El invitado especial del evento será el Cardenal Luis Antonio Tagle, pro-prefecto de la sección para la primera evangelización y las nuevas iglesias particulares del Dicasterio para la Evangelización del Vaticano. El Cardenal Tagle ofrecerá la primera ponencia, titulada “La missio ad gentes en la Iglesia local”, y presidirá la Solemne Eucaristía de clausura y envío misionero el domingo 7 de julio.

Este congreso no solo marca un siglo de misión, sino que también reafirma el compromiso de la Iglesia colombiana con la evangelización y la construcción de una comunidad de fe vibrante y activa, tanto a nivel nacional como internacional.

El prelado se refirió también a la necesidad de que este momento ayude a vivir en Colombia “un Evangelio dinámico”; indicó tres adverbios inspirados en Hechos de los Apóstoles 1,8 que enmarcan esta tarea: aquí, allí y allá. “Aquí, en mi parroquia y en mi diócesis; allí en el resto de las jurisdicciones de Colombia; y allá, en cualquier lugar del mundo”, explicó monseñor Mario.


Es importante recordar que, en Colombia, cada 4 años se celebra un Congreso Nacional Misionero. Aunque en el caso de esta edición centenaria los cupos para participar de manera presencial ya están agotados, también se podrán unir a él quienes deseen desde cualquier parte del mundo, de manera virtual mediante un aporte de 40.000 COP o 12 USD.

Para mayor información, visite la página web de la Conferencia Episcopal de Colombia