En la semana del migrante, la Iglesia promueve acciones de sensibilización ante el fenómeno migratorio

En el contexto de la Semana del Migrante y el Refugiado, que se conmemora del 23 al 29 de septiembre, la Iglesia Católica en el país reitera el llamado a “responder con generosidad y sabiduría ante esta situación que viven muchas personas”.

Retomando los cuatro verbos expuestos por el Papa Francisco en torno a la realidad que viven miles de migrantes y refugiados en el mundo, recuerda el compromiso cristiano de acogerlos, protegerlos, promoverlos e integrarlos.

“La presencia de los migrantes y de los refugiados, como en general de las personas vulnerables, representa hoy en día una invitación a recuperar algunas dimensiones esenciales de nuestra existencia cristiana y de nuestra humanidad, que corren el riesgo de adormecerse con un estilo de vida lleno de comodidades”, ha insistido el Santo Padre en su mensaje para la Jornada Mundial del Migrante y del Refugiado 2019

Razón por la cual, ha agregado el Pontífice: “no se trata sólo de migrantes, significa que al mostrar interés por ellos nos interesamos también por nosotros, por todos; que, cuidando de ellos, todos crecemos; que, escuchándolos, también damos voz a esa parte de nosotros que quizás mantenemos escondida porque hoy no está bien vista”.


En Colombia, desde hace más de 30 años se ha venido conmemorando la Semana Nacional del Migrante con el objetivo de visibilizar las realidades que viven y deben afrontar las personas que se encuentran en situaciones vulnerables en la movilidad humana. Los principales temas en el país han sido refugio, desplazamiento forzado, víctimas de trata y colombianos en el extranjero.

El Secretariado Nacional de Pastoral Social para este año ha desarrollado una serie de materiales que buscan apoyar la conmemoración y visibilización de esta semana en las distintas jurisdicciones eclesiásticas y regiones del país.

Fuente: Conferencia Episcopal de Colombia