Dom. Jun 23rd, 2024

Diversas organizaciones han unido esfuerzos para convocar una vigilia de oración en solidaridad con el Obispo Rolando Álvarez y todos los cristianos perseguidos en Nicaragua. El evento tendrá lugar este miércoles 19 de julio a las 20:00 horas frente a la Embajada de Nicaragua en Madrid, España.

La iniciativa ha sido impulsada por la asociación civil Enraizados, cuyo presidente, José Castro, destacó en un comunicado el objetivo de reunir a un gran número de personas «para rezar a una sola voz por la defensa de la libertad religiosa y nuestra fe, ante los crecientes ataques tanto en Nicaragua como en otras partes del mundo».

El rezo público del Santo Rosario será el centro de la vigilia, en el cual se pedirá a la Virgen María interceder por la libertad religiosa en Nicaragua y por la situación del Obispo Álvarez. El evento se transmitirá en directo a través de Internet para que quienes no puedan asistir personalmente también puedan unirse en oración.

La convocatoria ha recibido el apoyo del Observatorio para la Libertad Religiosa y de Conciencia, Abogados Cristianos, Actúa Familia, Rezar no es delito, Luz de Trento, Jóvenes por España y Exaudi.

El Obispo Rolando Álvarez, quien dirige la Diócesis de Matagalpa en Nicaragua, ha sido víctima de persecución y fue secuestrado en agosto de 2022. Durante dos semanas, estuvo retenido junto a otros sacerdotes y laicos en el Obispado, mientras fuerzas policiales rodeaban el lugar. Luego de un proceso judicial irregular, fue condenado en febrero de 2023 a 26 años de cárcel bajo cargos de «traidor a la patria» y privado de sus derechos ciudadanos de por vida.

Desde entonces, ha habido pocas noticias sobre la situación del Prelado, lo que ha despertado preocupación y solidaridad en la comunidad católica y diversas organizaciones defensoras de los derechos humanos.

La vigilia de oración de hoy es una muestra más de la solidaridad internacional hacia el Obispo Rolando Álvarez y todos aquellos que sufren persecución y restricciones a la libertad religiosa en Nicaragua y en todo el mundo. La comunidad católica y diversas organizaciones continúan pidiendo por su libertad y respeto a los derechos humanos en la nación centroamericana.


Fuente: Aciprensa